26 de mayo de 2010

Indisponible

Despistado como es uno, me doy cuenta al llegar a Oporto de que solo me quedan 6 euros en el bolsillo.

No importa, ¿para qué están las tarjetas? Me instalo en un hotel del centro y me tiro a la calle. Primera parada, el cajero automático porque yo y Carmen Lomana no somos nada sin cash. Operación indisponible dice la pantalla del cajero. Cambio de cajero hasta 3 veces: indisponible. En el banco me dicen que es un problema de comunicaciones que se arreglará probablemente en una o dos horas.
-¿Y como voy a comer sin dinero, banquero?, le digo con carita de pena a ese canalla que se oculta tras el traje.
Indisponible, me dice su media sonrisa.

-¿Puedo pagar con tarjeta? , pregunto en el Café Majestic .
Después de comer, vuelvo a los cajeros que siguen indisponibles para mi.

En el hotel, le propongo a ese recepcionista, moreno de culebrón, que me haga un cargo a la tarjeta y me de la pasta y me dice que no puede.
- ¿Ni siquiera a mi, rapaz?, le digo con la mas seductora de mis sonrisas.
Indisponible: me manda a una casa de cambio que luego descubro que ya no existe.
Un top model vestido de guardia me dice que hay otra casa de cambio en la estación de tren.
-¿Está usted seguro agente?, pregunto con una mirada cargada de promesas.
Seguro: indisponible.
En la estación me dicen que no y que no. ¿Qué hacer para conseguir dinero cuando además todo apunta a que la prostitución no es para uno una salida razonable?

24 de mayo de 2010

Samil-NewYork sin escalas

Yo iba a la playa de Vigo y me vi en Manhattan
A mi mesa en una terraza de la playa a penas llega el ruido del mar, solo una verborrea trufada de acento local. Un jóven gallego relata su escapada a New York en un monólogo sin pausas. Vamos del puente de Brooklin al perrito callejero que no es un puesto ambulante aunque lo parezca porque tiene los sellos del ayuntamiento y de sanidad, pasando por Chinatown (vale, todo con carteles en chino, pero 4 calles).
Nueva York le ha parecido pequeño. No es que le decepcionara porque como no esperaba gran cosa. Eso si, la bandera de USA por todas partes le da color al tema, al fin y al cabo es la capital del imperio. Grimaldi´s: una pizza mediana 40 dólares en mesa corrida.Y de propinas, nada ya saben que los europeos no dejamos propina Y todo esto sin respirar.

De repente, el silencio. ¿Ha acabado? No, el amigo se ha ido a mear. Quizá a suicidarse.
Disfruto en silencio, por fin, de la última zamburiña. ¿Me puedes poner otro ribeiro?

El amigo, que no tiene güevos, vuelve a la mesa. No ha puesto el culo en la silla cuando el otro ya ha retomado el relato: Es una ciudad, muy caminable. Te orientas perfectamente, mejor que en Madrid, como es todo cuadrao... La gente además ayuda. Me dijeron can I help you por lo menos 3 veces. Blue Note 75 euros pero no sabe si incluía la cena- nos quedamos en la barra. Actuaba Chick Corea. Pantalón al vacio de Levis, Livais vamos. En la tienda había una Spanish. Bueno una espalda mojada. El café, una mierda. Estuvimos en el Greenwich Village, la zona gayer. En Harlem, por arriba de Central Park, lo que hay es negros. No salimos de Manhatan. Pregunté por el Bronx y me dijeron: ¿Qué se te ha perdido a ti en el Bronx?...
Eso digo yo.

20 de mayo de 2010

Pasen y vean

Este circo en que vivimos es un auténtico espectáculo.
Disfrútalo pero ándate con ojo.
Hay encantadores de serpientes que te hipnotizan y pueden hacer contigo perrerías. También hay mucho payaso y mas de un domador que se arruga en cuanto ruges.

Equilibristas que te tendrán siempre en la cuerda floja y escapistas escurridizos que se atan y se desatan con una facilidad desconcertante. Ya puestos, uno los prefiere al hombre bala que es terminar el acto y salir disparado.
Con todo, los peores son los magos, siempre con una mariliendres al lado riéndoles las gracias. Con ellos al principio llega la magia, la ilusión...Hasta que te caga la paloma. Ahora estoy, ahora no estoy y, a la que te descuidas, cambian el número y te parten en dos.
Para terminar, lo mejor: el trapecio. El trapecista tiene un físico espectacular, deja a los demás al ras del suelo, vuela. Cada noche echa el resto, repitiendo el triple salto mortal y, en cada pirueta, te deja sin aliento.
Cuando acabe su numero mejor te vas. Si te quedas un rato mas, le verás quitarse la capa y, en zapatillas, volver junto a su mujer. Hoy, los trapecistas trabajan con red.

A Theodore, malabarista del verbo.




15 de mayo de 2010

Ojos verdes


Verdes como la albahaca. Verdes como el trigo verde y el verde, verde limón.
Mi madre tenía unos ojos preciosos y muy alegres. Mucho mas alegres de lo que ella era.
Tenía una mirada soñadora de esas que se consiguen elevando mínimamente el párpado inferior a lo James Dean. Mi madre tenía los ojos verdes.

Yo no me parezco a mi madre excepto en alguna habilidad artística que me legó. Y en que tengo los ojos verdes.
-¿Verdes?
-Si, si, verdes.
Así toda la vida. Nunca he conseguido que nadie me crea y eso que mis ojos, en verano, incluso se aclaran mas y se aprecia mejor lo verdes que son. Qué lucha.

El ascensor de mi casa ayer se paró en el tercero y entró mi vecina: una monada de 20 años.
- Qué bonitas gafas de sol -le digo- , me has recordado que he olvidado las mías.
- Gracias, son nuevas, estaba ya loca por estrenarlas.
- Son muy bonitas pero yo es que las necesito, tengo fotofobia.
- Eso es porque tienes los ojos verdes.

Besarla allí mismo se hubiera considerado acoso senil.

12 de mayo de 2010

Gatos por los tejados

¿Te gustan los gatos? A mi no.

Vamos a ver, no es que no me gusten. Me parecen guapos, elegantes, independientes. Me cuentan que algunos desaparecen por unos días y luego vuelven a la casa sin dar muchas explicaciones. O sea que te dan marcha.
Yo comprendo que es una mezcla irresistible, una personalidad muy atractiva, sin duda. Pero uno ya no está para esos trotes.
Mejor un perro. Que tan pronto te ve llegar, se pone a mover la cola.

Conozco por lo menos a una persona que no estará de acuerdo con todo esto: Lola Mariné a quien dedico estas fotografías que espero que si le gusten.

11 de mayo de 2010

Colección de miradas

Guardo al menos una mirada de cada amor y un par de ellas de mi madre.

También guardo una mirada de admiración, que tanto escatimamos y por ello muy valiosa. Algunas de niños, tan limpias y otras miradas muy sucias que todavía hoy me remueven. Una mirada furtiva que cogí al vuelo y cambió mi vida. Alguna mirada perdida que fui incapaz de que se encontrara con la mía. Miradas que me han devorado, miradas dulces y miradas despectivas. Y guardo una mirada, una sola, clavada en el alma.

También, cómo no, me han mirado mal pero una vez me dieron un consejo que sigo a rajatabla: No colecciones nada que no cueste conseguir porque te llenas la casa de mierda.

9 de mayo de 2010

Intimidades

Recientemente algunos prestigiosos blogueros que frecuento han entreabierto la puerta de su casa.

Nos han dejado ver un poco mas de si mismos. No mucho, solo la patita: filias, fobias y cosas así.

Yo que soy curioso me relamí pensando que iba a encontrar confesiones sabrosas. Me sentí decepcionado:

¡Vaya!, muestran mas su intimidad en las entradas que publican habitualmente- me dije.
Y saltó la alarma: ¿Y mis entradas? ¿Hasta donde me muestro en mis entradas?

8 de mayo de 2010

Pluma

Era un hombre tan hombre, tan hombre, que seguramente era homosexual.

Ese tipo de homosexual mas evidente que antes se reconocía en una cadencia al caminar digna de una diva del cine antiguo, hoy no tiene como referencia a Sara Montiel. Con un nivel cultural mas alto, ese homosexual hoy quiere ser Querelle de Brest.
Y el mismo esfuerzo que antes ponía en fumar como Marlene Dietrich, hoy lo pone en arrascarse la entrepierna como un estibador de Roterdam.
Yo es verlo y pensar en Zizi.

6 de mayo de 2010

Cool hunting 4

Se me va la olla. Que si Málaga, que si la virgen, que si el bocata…Ya me había olvidado de que soy cool hunter.

Enfin, al lío. Esta primavera el tamaño importa.
La mujer se lleva grande. El bolso, enorme.
El peluco, cuanto mas grande lo tengas, mejor.
¿Qué eres pequeño? ¿Desde cuando eso ha sido un impedimento para ser grande?
Y hagas lo que hagas, las bragas, de una gran marca: Ponte.


4 de mayo de 2010

Bocata di cardinale

Desde el restaurante donde engaño a mi estómago con un menú ejecutivo con mucho verde, observo a este buen hombre metiéndose esa gloria de bocata pal cuerpo.

Se me saltan las lágrimas. Me veo de niño comiéndome un pepito de ternera sentado en el bordillo de la acera de mi calle. Y es que mi madre con tal de que comiera… Pero no cruces- me decía limpiando su conciencia.
Luego me dio la risa. Me acordé de Sitges. Y de La Sandwich:
- A mi con pan todo me entra mejor.

N de la R: La Sandwich lo hacía gratis pero, como andaba canina, antes de pasar a mayores se las ingeniaba para que la invitaran a un sandwich en el Café de Roy.

1 de mayo de 2010

Mayo con las flores

No sabía qué inventar para que vieras que yo también hago fotos bonitas.
Mayo y las flores están irremediablemente unidas en mi memoria. En Mayo, en aquel colegio tan nacional en el que fui párvulo teníamos que ir con flores a María que madre nuestra es. Yo aliviaba el presupuesto familiar cogiéndolas de los campos que aún había entre mi casa y el Bernabeu. Bucólico, ¿eh?
Para decirlo todo, de paso aprovechaba para mirar de reojo a las parejas retozonas que celebraban el estallido de la Primavera.
Pero, claro, todo tiene un lado chungo. Y Mayo no goza de mucho aprecio entre los alérgicos, que ya les estoy oyendo:
-Nos ha jodio Mayo con las flores
.