28 de mayo de 2016

La paz esté con vosotros


Un sermón de lujo
En Bruselas me dieron por la calle un panfleto de 12 páginas en papel couché impreso a 4 tintas e ilustrado con excelentes fotografías. Para mi sorpresa algunas personas rechazaban el atractivo librito.
En el se contaba que si, que esto es una guerra. Que no, que los políticos no son la solución, que son gente asustada como nosotros. Finalmente concluía, por todo esto, que es el momento de mirar a Dios: la única forma de encontrar la paz.
Me puse a ello y lo que vi en la iglesia fueron confesionarios que le dan a uno ganas de pecar y unos púlpitos de lujo, como el panfleto.



26 de mayo de 2016

Santander


Banco de Santander
Hace muchos años, un antiguo colega definió las instalaciones de Seat a la entrada de Barcelona como estilo Cochita Velasco. ¿A que las estás viendo?
Siguiendo su magistral clasificación cinematográfica, yo diría que las instalaciones del Santander en su Ciudad de Boadilla del Monte (Madrid) son estilo Bond, James Bond.
Las conocí visitando su estupenda Sala de Arte donde se exhibe una excelente colección de obras del Museo de Qatar.




23 de mayo de 2016

Uno


La campaña
No se si te habrás dado cuenta pero yo ya estoy en campaña. 
Si me votas, ten por seguro que no te decepcionaré porque no te prometo nada. Solo me comprometo a cerrar la boca hasta el día de las elecciones. ¿A que ya te caigo bien? Pues después de soportar la vieja cantinela de los demás candidatos, cuando acabe la campaña, seré al único que no odies.



20 de mayo de 2016

Los belgas al sol


Y yo tan mezquino
Sabía que en Madrid diluviaba, así que me apresuré a mandar a los amigos fotos de los de Bruselas disfrutando del buen tiempo: terracitas y eso.
¿Por qué nos gustará tanto que el tiempo sea horroroso en Madrid cuando salimos de allí? ¿Por qué que caigan chuzos de punta fuera de Madrid cuando no salimos? 
¿Son tan ruines los de otras ciudades? ¿Soy yo quizá el único tan mezquino?






18 de mayo de 2016

Bodas y comuniones

Esto va a misa
No me planté en este Bruselas post bombardeo al tuntún, no. Yo iba de bodas y comuniones.
¡Cómo me gusta la gente de limpio! Las familias iban muy guapas, los comulgantes un poco sosos. Niños y niñas con un hábito blanco, todos iguales.  
Las bodas, regias. Después del enlace, los novios saludan desde el balcón del Ayuntamiento igualito que Balduino y Fabiola o esos otros reyes de ahora. Miles de turistas hacemos del pueblo belga y respondemos entusiastas al saludo desde la Gran Plaza.