5 de julio de 2020

La conjura de los necios


Boda transgresora.
Me cuentan de modos de burlar las normas que limitan el calibre de los bodorrios. Trampas con los metros cuadrados de la finca, móviles en modo avión para evitar la geolocalización… No entiendo nada pero entiendo menos a esas señoras jugando a ser las malas de la ultima fila del Insti.
¿Qué mejor modo de celebrar el inicio de un matrimonio que cargándose a unos cuantos amigos?  Convierta su boda en el último foco de infección de la temporada.



28 de junio de 2020

Morir un poco


Confinado
Finado es una palabra graciosa que solía emplearse mucho en las comedias para referirse al muerto. Ahí os lo dejo a los etimólogos.
Descanse en Paz
Estando confinados, algunos encontraron la paz perdida en la vorágine del viejo día a día.

Parece que mas que nunca hemos convivido con la muerte.
 
No se si me acompañarás en estos sentimientos pero de cualquier forma ya lo dejo aquí, que no me gusta extenderme en los textos.


 

19 de junio de 2020

Dia 100. Acaba la Alarma empieza el verano.

Tu eliges, tu decides.
100 días es un bonito número para dar por cerrada una etapa. Ahora toca inventar una nueva.
¿Cómo será? Ya lo habrás oído:Todo depende de la Evolución.
La Evolución ha pasado a ser el centro de nuestra existencia. Todo pasa por ella. Tu vida, la bolsa, el bautizo de tu prima y el precio del boquerón. A ella invocamos en nuestras plegarias, A ella confiamos nuestros anhelos, nuestros sueños, nuestras vidas.
Lo peor no es que dependamos tanto de la Evolución de la Pandemia, lo peor es que la Evolución depende de nosotros.


 

7 de junio de 2020

Desconfinado. Dia 87


Fase2. Ya me puedo casar
Menos mal, porque ya se me estaba pasando el arroz. Lo que veo complicado es buscar pareja con mascarilla. Sobre todo si no tienes ojos morunos, soñadores o algo y tu principal atractivo, como en mi caso, reside en el encanto de tu sonrisa.
Pero ya se sabe que el que hace la ley hace la trampa. ¿Cómo te vas a casar y mantenerte a 2 metros del amor de tu vida?  La cosa hace aguas hasta en la propia ceremonia. ¿Le pones el anillo con guantes?... Yo no lo veo.





29 de mayo de 2020

Confinado. Día79.


Oh là, là, la normalité!
Una vez estuve invitado en uno de los grandes hoteles de La Croisette aunque, si no conoces Cannes, el nombre del hotel te lo situaría en la categoría hostal con baño en el pasillo.
El Hotel Martínez, como otros grandes hoteles de la ciudad, tiene su playa privada. La han dividido en pequeños corralitos separados entre si por una pequeña vallita de tablas. En cada cubículo resultante, el espacio justo para dos hamacas y una minúscula mesita que las separa. Un pasillito de tablas a ti te permite acceder a la playa y a los camareros acercarte el champagne. Si, hay servicio de camareros y de toallas. Las del hotel no sirven, estas de la playa se pagan aparte junto con el alquiler del corralito, el champagne y las ostras. Ser huésped del hotel solo te permite poder acceder a este lugar privilegiado.
Como te digo, yo estaba invitado y eso incluía todos mis gastos pero no duré en esa playa ni diez minutos Qué angustia estar encerrado en tu parcelita junto a otros afortunados encerrados en las suyas sin poder moverte. Salí pitando en busca de otra playa menos privada donde poder practicar la Fraternité.
Esto viene a colación de la Nueva Normalidad y los planes que veo en la tele de parcelar las playas e incluso panelar el espacio que ocupa cada cual.
Yo ahí no voy ni regalao.