15 de noviembre de 2017

¿Te acuerdas de cuando había público?


 
Ya solo hay followers.
Importa mas el número de seguidores de un artista en la red que sus éxitos profesionales. De hecho el número de followers es la auténtica medida del éxito.
Ha desaparecido el aplauso. Todo son likes. Un toma y daca interminable. Un derroche de amor, cuánta locura.


They love me. And I love them for loving me and they love me for loving them and we love each other (Roxie Hart)

13 de noviembre de 2017

A veces veo banderas

Por todas partes
Yo juré bandera. No se enteró nadie pero la juré. Aquel domingo, el campamento donde hice la mili estaba lleno de amigos y familiares de los reclutas, que venían a disfrutar del espectáculo. Yo en casa no dije nada porque les importaba incluso menos que a mi.
Me recuerdo horrorizado esperando mi turno para desfilar alrededor de la enorme esplanada hasta la bandera. Y es que, además del respetable público, había allí unos cuantos jefes militares con la potestad de encerrarme en el calabozo de por vida.
Estaba ridículo con aquel uniforme tres tallas mas grandes que la mía y que me había negado a arreglar como protesta. Ahora tenía que salir de esa guisa a la pasarela y nadie lo vería como un gesto de rebeldía. Aunque eso no era lo peor. Mi nulo espíritu militar y patriótico me impedían gestos marciales. ¿Cómo iba a llegar dignamente hasta la bandera?
Marujita Diaz vino a salvarme. Cuando salía yo a la palestra, la banda se arrancó con Banderita tu eres roja, banderita tu eres gualda que yo relacionaba con los shows de Maruja. Y ahí si, ahí me vi yo de boy de revista cruzando el escenario con singular donaire. Me llegan a tocar El novio de la muerte y no lo cuento.
Pero a lo que iba: ¿Hay muchas banderas por todas partes o soy yo?


8 de noviembre de 2017

Vuelo a Bruselas

 
Misión cumplida
No temas, esto no va de Puigdemont tomando un avión a Bruselas desde Marsella. Qué va, para nada…¡Ni que fuera yo Berlanga!
Esto va de que, aprovechando que Bruselas está de moda, te enseño mas fotos de mi ultimo viaje. Estas son del Museo de Historia Militar donde además de bonitos aviones hay un mercadillo de libros viejos y antigüedades, con mucho encanto.


6 de noviembre de 2017

Escapada a Bruselas

Si buscas el  amor
La primera vez que viajé a Bélgica tenía 19 años. Me escapaba de una relación complicada en Paris. Fue un arrebato pasional que terminó en un hogar de estudiantes de Bruselas donde compartimos chambre con un hippie de California. En esas circunstancias, consumar no consumamos (quiero decir en llegando) pero al menos conocí la marihuana.
Si padeces banderismo
Volví décadas después escapando de la rutina y me encontré con una ciudad que acababa de sufrir un terrible atentado. Ya no reinaba Fabiola y la ciudad era sede de la Unión Europea. Había banderas por todas partes, incluso la de Cataluña, aunque esta, pagando.
Si eres de arengar a las masas
La escapada perfecta para el discurso. La ciudad está llena de preciosos púlpitos de imaginativas formas que invitan a fabular. Dar la charla es gratis. Otra cuestión es que te escuchen.