17 de noviembre de 2018

Donde esté un puerto...


Hamburgo
Esa añoranza de un mar que no tenemos, que se nos supone a los madrileños, en mi caso tiene la forma de un puerto, nunca de una playa.
Y para puerto, el de  Hamburgo. Disfruté visitándolo como un guarro en una charca. Esta sobredosis de paisaje industrial fue un subidón que meses después no he olvidado.  No solo me parece hermoso, me parece inspirador. Veo en el óxido y las gruas arte, aventuras, peligro, corporaciones que dominan el mundo, espionaje, hombres que huyen de su pasado, veo a Marlowe y a Maigret. Veo a Mondrian, a Chillida. A Bond y a Gloria Graham. ¿Quién da mas?

 











10 de noviembre de 2018

La banca


Hasta donde puede llegar.
No es que no supiéramos quien manda aquí que, por si alguno tenía alguna duda, la reciente crisis lo dejó clarito, clarito.
Lo que realmente me ha sorprendido es la desfachatez. La falta de respeto. Muy Trump, todo.
Lo que ya no sorprende a nadie, en cualquier tipo de conflicto, es la absoluta torpeza de la autoridad competente.
Muy alarmante todo. No hago mas que mirar el mapa y no se me ocurre donde huir.



28 de octubre de 2018

Paisaje para una novela 93


Acera de la calle Almagro, Madrid
No había tiempo que perder. No era el momento de orientarse sino de seguir. ¿Dónde le llevaba su carrera? Lo supo al oir el disparo, un segundo antes de morir.
(Las mentiras tienen patas cortas. Paul Master)*

(*)Título y autor ficticios.

Paisaje para una novela 92


Una calle en La Arganzuela, Madrid
No le gustaba el whisky y ni siquiera conocía Escocia. ¿Era tan difícil entender que no hay muchas otras alternativas en faldas de caballero?
(Mary, reina de Escocia. Senén del Foro)

Del mismo autor:Adiós

(*)Título y autor ficticios.