9 de agosto de 2019

Espanto


Con esta foto intentaba emular otra muy celebrada que hice hace años en ese mismo lugar.
La foto me serviría, en función del resultado, para hablar de la decadencia de la fotografía en el mundo o para mostrar como la edad mejora nuestros talentos. Para hacer risas. Nunca pensé que una foto así pudiera transmitirme miedo.
Unos días después, un joven lanzó a un niño al vacío desde este mismo lugar: un mirador de la Tate Modern de Londres. De vuelta a Madrid, veo en la tele como un tipo empuja a otro joven a las vías del metro en una estación que suelo frecuentar.
No quieres vivir con miedo e intentas blindarte ante tantas muertes incomprensibles que copan las noticias en estos tiempos, pero estas tragedias que, de alguna manera, te tocan mas de cerca, te afectan especialmente. Y si, tengo miedo. Afortunadamente no estoy curado de espanto.


8 de agosto de 2019

¡Tate!

Yo a la luz de Olafur Eliasson y otros retratos.
¿Qué hace uno, sin la ropa adecuada, en un inesperado día gris y lluvioso en Londres?
¿Inesperado?, te extrañarás. ¿En Londres? Insistirás. Pues si porque ya estábamos en agosto y la ciudad acababa de vivir el día mas caluroso de su Historia.
Salgo del hotel y me quedo en la puerta paralizado por el chaparrón cuando de repente, frente a mi,  descubro una descomunal chimenea industrial. Y me digo:¡tate!.


5 de agosto de 2019

El público


Al que tanto debo.
Josep Mª Pou hacía Ricardo III en el español de Madrid. Llovía a mares sobre el escenario cuando el actor nos emocionaba con su dramático monólogo. Mas que sus palabras fueron las transparencias de su calzoncillo empapando las que deslumbraron a tres señoras del público que no podían parar de reír al verle de esa guisa. Ni que decir que Pou defendió su papel hasta el final a pesar de tanta inclemencia.
Memorable el Ricardo III de Pou e inolvidable ese Shakespeare trufado de Lina Morgan.
A veces el público pasa a formar parte del espectáculo, de una exposición y hasta de alguna conferencia: Gilbert & George paseando por los stands de las galerías en Arco y llevándose el gato al agua. La Chupa Chups robando el show a Sara Montiel en su presentación “Por primera vez en vivo”.
El público del Fashion Freak Show de Jean Paul Gaultier en el Queen Elisabeth Hall del Southbank de Londres fue sin duda tan bueno como el espectáculo. Estoy seguro de que su vestuario y su entrega fueron un estímulo para los artistas que mejoró el resultado. Un gran, gran show.






21 de julio de 2019

La sombra de Colau es alargada


De parte de la señora alcaldesa se hace saber:
Que ni ciudadanos y ciudadanas ni compañeras y compañeros que así estamos excluyendo a los que no se sienten identificados ni con los unos ni con las otras.
A mi dar ordenes lingüísticas me parece el colmo pero esta en concreto me encanta. Y es que da a los del postureo inclusivo, los de la retahíla de os y as, donde mas les duele. Espero que esto les sirva al menos para entender mi desconcierto.

La alcaldessa un día se levantó sembrá y ha dictado sentencia contra algunas palabras como raza o ciego. Según esto, hay racistas pero no raza. Raza gitana es pecado, se dice etnia gitana. Y no hay ciegos pero si personas con ceguera que es muy distinto y mucho mejor a todas luces. Y así, todo.

Iba yo a presentarme al concurso para asfaltar Las Ramblas pero  me veo incapaz de terminar el pliego sin incurrir en falta grave. A ver si por ganar unos euros me veo en el paredón.
Curándose en salud, la edil de Barcelona ha prohibido también que te den ….





17 de julio de 2019

Sobre ruedas


Renovadas esperanzas
Hoy he sabido que una gorda brasileña, de un empujón, ha sacado a un cura del altar desde donde proclamaba que las gordas no iban al cielo.
Son pequeñas cosas así las que hacen que aún conserves la esperanza de que un día todo funcionará. Que el fontanero vendrá cuando quede contigo. Que sonará el fijo y no será Vodafone. Que no habrá atascos ni en la carretera ni en el Congreso. Y que los que mienten en los estrados desde donde quieren dirigir nuestras vidas, recibirán un castigo fulminante e inmediato en cuanto pronuncien la palabra transversal, señal inequívoca de que ocultan algo.
Y todo irá sobre ruedas.