21 de mayo de 2012

Chamberí

 
Una entrada gay*
Entre mis mas recientes fotos de carteles, descubro el metro de Chamberí.  Mi barrio debió ser en otro tiempo territorio castizo a juzgar por el número de chotis en que se le menciona. Hoy es un barrio bastante burgués y nada pinturero. Cuando mi padre venía a visitarme decía que aquí solo había perros y monjas.
La verdad es que lo que llaman ahora Chamberí es tan grande que no tiene una personalidad definida.
El barrio japonés de Madrid, proclamaba un diario la semana pasada en referencia a la concentración de restaurantes japoneses que se da aquí.
Ese lugar lleno de mercerías, lo definió un día una amiga mía, sugiriendo que es un lugar pasado de moda y aburrido. Claro que ella vive en Chueca. Lo que ella no sabe que en Chamberí tenemos una estación de metro fantasma donde los trenes no paran y que a juzgar por esta foto tiene un ambiente bárbaro.

*Me he dado cuenta que entre las etiquetas de este blog no existe gay. ¡Qué cosas! Será que no me gustan las etiquetas.

15 comentarios:

Nan de Bil dijo...

Éso me gusta de tí, eres una marca blanca, sin etiquetas!

loquemeahorro dijo...

Yo, como chamberilera de pro (que vive en el 5º pino) defendería mi barrio, pero ya lo has hecho tú: ¡Una estación fantasma! ¡Ahí es nada!

Y chisperos, y chisperas, y etiquetas y desetiquetados, de todo tenemos.

Mercerías... no sé yo si quedan muchas, pero bienvenidas sean, en todo caso.

calamarin dijo...

Las mercerías son templos que desgraciadamente están desapareciendo en todas partes... que necesitas unas agujas, hilo,ectr... al chino. Yo me niego, siempre voy donde Vicenta, que afortunadamente sigue con la mercería abierta y donde por cierto se respira un ambiente gay bárbaro.

senses and nonsenses dijo...

la próxima vez que se monte una fiesta de esas en tu barrio, sea en una estación de metro fantasma o no, ¡avísanos hombrrre!

un abrazo.

El Deme dijo...

En Kluster tiene que hacer un calor horroroso, a juzgar por cómo tienen que ir vestidos los pobres clientes para no axfisiarse.

Uno dijo...

NAN, qué cosas mas bonitas me dices.

LOQUE, es maledicencia y envidia. Ojalá hubiera tantas mercerías que yo me tengo que ir hasta Barquillo o Malasaña para encontrar una buena.

CALAMARIN, en Madrid también tienden a desaparecer pero las buenas están a rebosar. Eso por no hablar de Pontejos, la catedral de la mercería.
Un beso para Vicenta.

SENSES, me consta que muy cerca de mi casa hay un templo de perdición after que tiene un nombre distinto por día de la semana. A ver si pillo el día bueno y te cuento.

DEME, es la crisis. Antes, cuando los locales estaban climatizados, iban hechos unos dandys. Fíjate donde hemos llegado.


ABRAZOS PARA TODOS

Joaquinitopez dijo...

¿Chamberí?: un templo de mi Madrid. Un templo.
Un abrazo

Laura Uve dijo...

Jopetas con la estación de metro fantasma... ¿Puedo ir yo también cuando haya sarao?

Me encanta la gente que no es fácil aplicarle etiquetas, me gustas tú... pero eso ya lo sabes.

Besos!!

Ronronia Adramelek dijo...

¿Alguien sabe dónde se compran esos calzoncillos de culico al aire? ¿No será en una de esas mercerías de Chamberí? (Las mercerías son negocios sorprendentes)

Uno dijo...

JOAQUINITO qué castizo eres.

LAURA, no me digas esas cosas en público que me ruborizo.

RONRONIA, en Chueca hay una tiensa para señoras, caballeros, trans y tal donde venden toda clase de braga escotada, calzoncillo palabra de honor y así.


ABRAZOS

Justo L.C. dijo...

¿Pero el cartel ese está en la estación fantasma? Ay madre, ¿y cómo has hecho la foto?

Chamberí lo que pasa es que no es un barrio, sino un distrito, es muy grande.. a mí me gusta mucho la Plaza de Chamberí, y el Parque Santander, donde voy a correr -porque es Chamberí, ¿no?-, y tengo un libro de Pedro Mata del que ya te he hablado alguna vez que se llama Chamberí, donde es verdad que los personajes son todos muy castizos y pintureros. Pero es verdad que ahora es más bien burguesote.

Nosotros vivimos en los límites de Chamberí pero en distrito Tetuán, y mi novio dice que por unos pocos metros hubiera preferido estar en Chamberí, porque el metro cuadrado está mas revalorizado, y además Tetuán es ya territorio Teresa Rabal.

¡Un beso!

Laura Uve dijo...

MUACSSSS

Melvin dijo...

Que fácil resulta clasificar por etiquetas... Y al mismo tiempo, qué poco atractivo resulta hacerlo con personas... Aunque sea muy fácil. Un abrazote.

Javier Arnott Álvarez dijo...

Las etiquetas siempre son problemáticas y reduccionistas.

Uno dijo...

JUSTO, yo no se que han hecho con los distritos que ya no hay quien se aclare. Llaman Tetuán a Cuatro Caminos y Chamberí a cualquier cosa. La culpa seguramente es de Teresa Rabal. Como sabes nací en Cuatroca y estoy muy sensible con ese tema. En mi infancia, los de Tetuán eran el enemigo.
Ese cartel está por todas partes pero parece que la foto se ha hecho en la estación de Chamberí que como sabrás la han convertido en museo del metro. El club ese que se anuncia debe ser uno de los mil nombres que le dan a la sala que hay en los bajos del cine Luchana, pegado a la estación del metro.


MELVIN, yo odio que me pongan etiquetas. Nunca he sido socio de nada. Yo no me siento mas unido a los bajitos ni a los morenos ni siquiera a los de Chamberi.

JAVIER, efectivamente. Somos tantas cosas.


ABRAZOS PARA TODOS