14 de junio de 2012

Cool hunting 10. Bond Street.

A touch of working class.
El look proletario se impone en la calle del lujo. Azul industrial, chaleco reflectante, dirty clothing. Tendencia a fumar.







13 comentarios:

calamarin dijo...

Que buena la foto de Cartier, genial!!... Y que bueno está el de la puerta de Ralph.

Joaquinitopez dijo...

Inglaterra contra lo que se ha creído de sí misma nunca se ha caracterizado por su buen gusto.

loquemeahorro dijo...

Qué buenas las fotos de los curritos en medio de esa representación del lujo más bobotonto, como los dorados y las pieles de leopardo.

Pero la que ya es genial, es la del pintor con su camiseta manchada y su barriguita de hooligan, mirando al portero de librea.

Estupenda, de verdad.

Nan de Bil dijo...

Veo que la moda obrera es igual en muchos sitios, asco de globalización!

Argax dijo...

Pues eso, que cada uno decida qué es decorado y qué realidad.

Me voy a fumar pero sin andamio...

Uno dijo...

CALAMARIN, gracias. Ya te lo mando

JOAQUINITO, en Bond street la mayoría de las tiendas son de marcas francesas o italianas.

LOQUE, gracias. La foto que te gusta es en realidad la foto de dos obreros.

NAN, es cierto. Todavía recuerdo aquel obrero español con su pañuelo de cuatro nudos en la cabeza.

ARGAX, tu si que sabes. De la moda lo que te acomoda: el fumeque.

alvaro Locx dijo...

Estupendas tomas, me gusta mucho la primer foto, ying yang

Lola Mariné dijo...

Muy buenas fotos.
A mi tambien me encanta la primera.
Besos

Javier Arnott Álvarez dijo...

Adoro los contrastes.

senses and nonsenses dijo...

Working Class Heroes
al menos todavían quedan en Londres, aquí son ya una especie en peligro de extinción.

Uno dijo...

ALVARO, LOLA, muchas gracias. ¿Cual es el ying, Alvaro?

JAVIER, siempre funcionan.

SENSES, aquí haberlos hailos pero son de otros paises.


ABRAZOS PARA TODOS

Justo L.C. dijo...

Mi resumen de todas estas -magníficas- entradas: SHIRLEY BASSSSEEYYYYYYY!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Uno dijo...

JUSTO, Ay la Chirly! This is my life.