12 de julio de 2012

Soy minero




Mina y mani
La lucha de la mina ha aglutinado todos los descontentos. Hoy en Madrid todos eran mineros.







15 comentarios:

Laura Uve dijo...

Y yo minera.

Que fotos, mi niño...

Besos!!

Argax dijo...

Ahora sólo falta que nos juntemos todos a una y que les hagamos comerse los leones del congreso.
Las fotos geniales, esos dos de las camisetas negras levantarían el país sólo con sus pectorales!

calamarin dijo...

Que triste todo...

Joaquinitopez dijo...

Si, éramos mineros de alma.
Sin embargo, no hemos sido maestros cuando nos están quitando la educación de nuestros hijos.
No hemos sido personal sanitario cuando les están tratando como a los chupatintas ministeriales.
No somos cuidadores cuando se elimina de facto la ley de dependencia.
Como dice Calamarin, que triste es todo.

Gary Rivera dijo...

aqui sucede lo mismo, estamos patas arriba!!

ixilik dijo...

.........................
Mañana son los entierros,
tranlaralará, tranlará, tranlará,
de esos pobres compañeros,
Mirai, mirai Maruxina mirai,
mirai como vengo yo.
de esos pobres compañeros,
Mirai, mirai Maruxina mira,
mirai como vengo yo

senses and nonsenses dijo...

la explosión de la mina creo que va a ser el detonante de la que se avecina...
¿cómo se ha llegado hasta aquí? ...que nos intervenga Europa, pero de verdad, porque "estos" (todas las instituciones están tocadas, y me faltan dedos de la mano) se van a ir de rositas, y sin poner los mecanismos para que nada de esto pueda suceder de nuevo.

un abrazo.

Nan de Bil dijo...

Albañiles, fontaneros, mineros...pero cómo nos gustan los oficios!

Justo L.C. dijo...

Los mineros y los asturianos en general suelen ser un ejemplo en lo que se refiere a dignidad y contundencia en la defensa de sus legítimos derechos.

Siento una gran tristeza en este momento, ya hablando en general, y no es porque vayan a empeorar mis condiciones de vida, sino por la desolación y la impotencia que se ha adueñado de nosotros. Parece una broma macabra que tantos trabajadores estén siendo puestos sin piedad de patitas en la calle cuando los pésimos gestores que hemos tenido en estas décadas -politicastros del PP y del PSOE y nacionalistas que han llevado las cajas de ahorros a la ruina, por ejemplo, precisamente las entidades donde tantos abueletes y gente sencilla depositan su dinero- aparecen pimpantes y aún chulescos.

¿Por qué no les mandamos nosotros a su casa?

Uno dijo...

LAURA, gracias.Te pogo de barrenera.

ARGAX, falta una voz autorizada que una a la gente.

CALAMARIN, lo es, pero tu no te dejes llevar por el desánimo general que hace pupa y no arregla nada.

JOAQUINITO, tienes razón. Quizá el tema de los mineros, aunque a la mayoría nos afecte menos directamente, viene cargado de un significado antíguo de lucha que despierta mas adhesiones.

GARY, pues lo siento. Pues como dicen mal de muchos consuelo de tontos

IXILIK, hijo, ¡qué acerbo tienes!

SENSES, ya estamos intervenidos, lo llamen como lo llamen. Y no, no se va a cambiar nada, ni aquí ni en el mundo, porque los políticos no tienen güevos y los que mandan no quieren.

NAN, yo tendría que haber estudiado Artes y Oficios que son las dos cosas que mas me llenan.

JUSTO, aparte de aplicar la justicia a los chorizos y desaprensivos que nos han llevado a la ruina, las soluciones a todo esto se me escapan.
Es inevitable, te afecte o no directamente la situación, no caer en el desasosiego.


ABRAZOS PARA TODOS

deWitt dijo...

Todos somos mineros y, a este paso,siguiendo con Molina, emigrantes.

País!!!

Uno dijo...

DE WITT, creo que esa era de Juanito Valderrama pero no por ello tienes menos razón.
Un abrazo

Melvin dijo...

Admirable lo de esta gente, un ejemplo claro de lo que significa creer en algo y defenderlo hasta la última consecuencia... Deberíamos aprender que un silbato y una pancarta ya no significan nada hoy por hoy...

Javier Arnott Álvarez dijo...

La verdad es que a pesar de tus estupendas fotos me quedo sin aliento para hacer un comentario. Tal vez utilizaría algunos de sus cartuchos para dinamitar algunas cosas.....

Uno dijo...

MELVIN, desgraciadamente no reaccionamos hasta que no nos vemos al límite.

JAVIER, hay mucho que dinamitar y la mitad está en nuestras cabezas.

DOS ABRAZOTES