21 de diciembre de 2012

Coolhunting. Sevilla

El paraguas
Cualquiera puede deducir que detrás de este paraguas de leoparda hay una mujer guapa. El animal print, tan apreciado en la capital andaluza va mas allá de la fauna africana en estampados de coccinella gay que se acomoda perfectamente a la forma del paraguas.

La sevillana no se toma lo del paraguas a la ligera. Nada de plegables del chino a 1€. En cuanto a ellos, podemos deducir que en complementos de lluvia no se mojan.





13 comentarios:

Miquel Àngel dijo...

Vaya colección de paraguas sevillanos. El mejor, el de la mujer del sombrero rojo, ya que ese sombrero seguro que tambien es un paraguas, cuando se despliega. Seguro.

Alforte dijo...

Miguel Angel me lo acaba de quitar de la punta de la lengua...ese floripondio rojo es impermeable seguro, el paraguas es para el niño del carrito.
Bsote

senses and nonsenses dijo...

se nota que es un complemento a cuidar, para lo poco que lo necesitan lo saben lucir muy bien.
con nuestro viento... compramos a kilo, nos renta más.

Melvin dijo...

Sevilla tiene un color y unos estampados especiales, además de mujeres singulares sacadas de una peli de Almodovar, por lo menos... Jejeje... Curiosa muestra.

Javier Arnott Álvarez dijo...

Frente al negro y gris imperante en el norte, aquí todo es una explosión de color.

loquemeahorro dijo...

La del tocado me ha dejado muerta.

Supongo que iba a una boda, porque si me dices que solo había salido a dar una vuelta con el niño...

Y la primera foto es total, los tiene hipnotizados.

pon dijo...

Ay, yo tengo el corazón partío entre Sevilla, Madrid, Orán y el resto del mundo.......demasiados pedazos para poder hacer un buen zurcido.

La de las medias con costura, perfecta.

sro dijo...

no hagas caso de Eliza Doolittle,
la nieve en Sevilla sí que es una maravilla!
y My fair Lady también
estupenda colección de paraguas

Marilia dijo...

Y yo que los estampados de leopardo los odio... prefiero llevar la felina por dentro.

A mí no me podrías haber sacado en tus fotos, suelo olvidar coger el paraguas casi siempre, y además este hecho me suele preocupar poco, a menos que llueva a mares. Sonará a tópico, pero me gusta mojarme con la lluvia. Eso sí, siempre que no haya acabado de salir de la peluquería... :P

De llevar alguno de los de ahí, me quedo con el morado. Pero le tengo echado el ojo a uno con El Beso de Klimt impreso tan monérrimo que sería capaz de empezar a coger la costumbre de llevar paraguas...

Saludos

Justo dijo...

¡Qué buena la primera foto!

Y la cuarta, y la quinta... qué pedazo de móvil lleva la piba, ¿no?

Y me ha encantado recordar la entrada de los leopardos en Sevilla, jaja...

-Los sevillanos es verdad que parece se resisten al paragüeo, ¿lo verán como una especie de abanico, más idóneo para las hembras?

Feliz Navidad, un besote

Uno dijo...

MUGUEL ANGEL, ALFORTE, el tocado/paraguas es una invención sevillana la mar de práctico: no solo realza tu belleza sino que te deja las manos libres si, por ejemplo, tienes churumbeles que cuidar.

SENSES, yo, como pierdo un paraguas por chaparrón, con ese nivel paragüístico me arruinaría.


MELVIN, Sevilla es especial eso es cierto. Ya lo dijo aquel: Y Sevilla.

JAVIER, efectivamente son otros colores pero yo creo que es en Sevilla y en algunas ciudades del norte donde la gente cuida mas la vestimenta.

LOQUE, me alegra que te guste la primera foto. En realidad iba a ser la única en esta entrada con un comentario sobre la "mujer leoparda" pero aún tengo que aprender a ser mas exigente y no enseñarlo todo.
Y naturalmente la señora del tocado había salido un momento al super.

PON, como has estado un rato sin venir no te habrás percatado: yo cuando no puedo viajar y tengo mono me voy a Aluche.

SRO, demasiados ingleses en Andalucía. No me fío.

MARILIA, algún día tendré tiempo y terminaré mi master sobre "el tigrillo" que es como me gusta llamar al estampado animal. Sabía, desde que empezaron a instalarse en nuestras playas, que las alemanas tienen auténtica adicción al estampado de leoparda pero el año pasado me sorprendieron las sevillanas con la misma manía. Quizá se debiera a que se puso de moda esa temporada. Pero es que acabo de llegar de Barcelona y he visto mas tigrillo que adornos de navidad. En cuanto acabe con el turrón me pongo a estudiarlo seriamente.

JUSTO, muchas gracias.
Tampoco es que diluviara y hay que reconocer que los peinados de ellas aguantan menos el agua que los de los chicos. Pero fíjate que aunque no los usan, los llevan muy conjuntados con la ropa.
Espero que lo hayas pasado bien en Navidad. Feliz año.


ABRAZOS PARA TODOS

Esti dijo...

Ahí falto yo. No porque viva en Sevilla ni porque tenga un tocado que se despliega como el sombrero del inspector Gadget. Es que falta mi paraguas translúcido, que no transparente, rojo, que es lo más bonito que hay en este universo.

Uno dijo...

ESTI, como coolhunter te lo digo: dame tu exclusiva.
Me alegro de verte por aquí.
Un saludo