11 de agosto de 2014

Veraneo en Madrid 3


El género dentro por el calor
Aquí lo suyo, en verano, es el encierro canicular y, ya por la noche, salir a pasear un helado para hacer tiempo hasta que refresque para irse a la cama. A ser posible solo, que el achuche, con el calor, viene sobrando.
Eso o ir a ver arte refrigerado.











  

(Obra de Bernardí Roig. V Bienal de Arte Contemporáneo de la Fundación ONCE)



12 comentarios:

laesti dijo...

Totalmente de acuerdo, el verano no es época para cariñitos, mejor que cada uno duerma a un lado de la cama, o incluso en otra habitación.
¿Eso de la Fundación ONCE está refrigerado de verdad? Porque entonces voy!!!!

Calamarin dijo...

Con el juego tan erótico que tiene el verano, el calor y el sudor en la obra de mi adorado Tennessee Williams... y ni por esas consigo verle algo positivo a este bochornoso verano levantino que me va a matar...

loquemeahorro dijo...

Y así, entre nosotros ¿recomiendas la expo?

carlos dijo...

La imagen resulta definitiva, atisbando por la ranura hasta que se apague la luz. De siestas, calor estival y batallas de agua junto a desaparecidas fuentes. Del Lozoya puro al Santillana anisado. ¡Niños iros a jugar a otro lado o llamo a los guardias! Retazos de una memoria castiza sin teléfono ni un céntimo para horchata. Éste verano tan raro con un sol que abrasa rayando sombras que congelan. Un abrazo pero con fecha de entrega dieciseis. Qué llega con la fresca, ausente de quince a quince.

Uno dijo...

LAESTI & LOQUE lo de la ONCE se presenta dentro del Centro Centro Cibeles. La exposición no está mal. Si veis en el link, hay artistas muy buenos aunque las obras expuestas no son lo mejor de cada uno de ellos. Está mal presentada. Todo muy junto, no se por qué, en un lugar donde lo que sobra es espacio. En fin, yo no la recomendaría. Pero es cierto que hay en el edificio al mismo tiempo algunas otras exposiciones y que todo esto unido a la refrigeración lo convierten en el lugar idóneo para estirar las piernas si estás por ahí a eso de las 4 de la tarde.

CALAMARIN, las temperaturas, qué duda cabe, suben también en nuestros cuerpos (y en nuestras mentes, supongo). Yo creo que por eso el verano es la época ideal para el rapidito, el aquí te pillo, aquí te mato. Pero tambien para el si te he visto no me acuerdo y vaya usted desalojando que estos señores querrán dormir.


ABRAZOS PARA TODOS

Uno dijo...

CARLOS, la infancia era la única que desafiaba los calores de Agosto cuando había fuentes y la calle aun no era de Fraga que era de los niños. Ahora los chavales han perdido la calle aunque hay quien asegura que han ganado el mundo a través de internet. No se, el caso es que no se les ve.
Un abrazo

El Deme dijo...

Me he quedado patidifuso con la imagen de Bernardí Roig porque acababa de ver varias de sus instalaciones (Ensayo sobre la ceguera) en el Centro de Arte Contemporáneo Graça Morais en Braganza. Que bonito lo que nos une a los de la Península Ibérica.

Uno dijo...

DEME, estas coincidencias siempre nos sorprenden pero es que Bernardí se mueve mucho. No es la primera vez que aparece en este blog:

unoylosdemas.blogspot.com.es/2013/02/bienvenido-mr-foster.html

Un abrazo

Moisés dijo...

Cuánto me gusta el arte refrigerado. Es una opción estupenda para superar estos calores veraniegos. Y estoy de acuerdo con el comentario anterior, el Centro Cibeles merece la visita a pesar de sus exposiciones...

Un saludo

Uno dijo...

MOISÉS, Cuando yo era niño el único arte refrigerado que existía era el septimo arte. Gracias a la sesión contínua sobreviví a aquellos veranos de botijo. Siempre les estaré agradecido.

Un abrazo

Melvin dijo...

Yo es que me pongo fatal con el refrigerio desmesurado de algunos lugares... Soy yo o la Peña exagera un poco con el tema??? Dónde quedan las ventanillas, las corrientes y las Brisas??? Besotes.

Uno dijo...

MELVIN, yo estoy muy en contra del aire acondicionado que, si está fuerte me hace enfermar pero bien utilizado es vital. Y si, exageran. Sobre todo,en mi experiencia, los de los cines. ¿Quieres creer que en pleno agosto siempre que voy al cine llevo ropa en la mano para el frío?
Un abrazo