20 de octubre de 2015

Sitges 2015/3


La mare de Déu!
Nada me asustó tanto en Sitges como la Moreneta. ¿Para cuando esa gran película de terror catalana en el inquietante decorado de Montserrat?
Y si juntaran Invasión turística y el Monasterio el resultado sería escalofriante. Lo es, de hecho.




11 comentarios:

deWitt dijo...

Lo que más yuyu me ha dado de tu periplo por Sitges es esa triada que tiene a sus pies una corona de flores bicolor. WTF? Por lo demás, el ambiente que se ve en tus fotos es muy apetecible.

Saludos

El Deme dijo...

Verdaderamente, Montserrat es un sitio de Terror.

Florestán dijo...

Por lo que veo.. no acertaste con el día....
Yo después de muchos años lo visité en un día de Agosto...y casi estábamos solos.
Te recomiendo para la próxima vez, coger el funicular que sube a Sant Joan y pasear entre unas vistas espectaculares.
Y de la Iglesia.... el canto del Virolai por la Escolanía..... yo soy ateo y me caían unos lagrimones como cocos de feria....
Sentimental que es uno supongo.....

Besos del Florestán

Uno dijo...

deWITT, yo al ver el homenaje de flores en bandera catalana comprendí que no podía ser un monumento a la pederastia. Son San Juan Bosco, un estudiante común y otro de FP (lo se por el martillo).


DEME, el entorno es una maravilla. El monasterio si que lo encontré un poco tétrico. Estas cosas religiosas cuanto mas modernas, mas miedo me dan. La antígüedad disimula mucho y Montserrat, está muy reconstruido.

FLORESTÁN, la montaña es una maravila y aún tuve tiempo de subir en el funicular y hacer una marchita. Quise escuchar a la escolanía pero una hora antes ya estaba todo el mundo sentado y no paró de entrar gente. Me empecé a agobiar y tuve que salirme. Esa foto del señor en el centro del patio solo, es un milagro del photoshop que me he querido regalar. Las hordas de turistas lo estropean todo. Afortunadamente en el museo no había casi nadie. Una sorpresa la colección. Me encantó.

ABRAZOS PARA TODOS

Estibaliz Burgaleta dijo...

Qué gran verdad eso de que la antigüedad disimula mucho. Mira la Almudena en Madrid, qué cosa más atroz, que es tan fea que ni tan siquiera es kitsch.
Donde esté una iglesia románica, que se quite todo.

Uno dijo...

ESTI, ahora qué la nombras, ¿cómo es La Almudena? ¿Es mona? Me refiero a la imagen que la catedral, como bien dices, es horrible. Qué atrocidades pueden llegar a cometerse en nombre del arte sacro...
Un abrazo

carlos dijo...

Por no molestar, diría, que sobre esta peninsula de cualquier cuestión hacemos un carnaval, sea cual sea la estación. El del sable es san jorge? ¿Y la magnífica foto con esa virginal hachada de tronzar pollos, sería la de la cabeza en procesión? Un abrazo.

Uno dijo...

CARLOS, ¿San Jorge dices? Por qué no, en Cataluña son muy adictos. Ahora que me he dejado los ojos en mi pantalla buscando la virginal hachada de tronchar para darte cabal respuesta y no la he hallado.
Un abrazo

Joaquinitopez dijo...

Bueno, cuando Hitler anduvo detrás de excavar Montserrat sería por algo, y seguro que no tenía buenas intnenciones. El caso es qeu Montserrat es un lugar de poder en el plano esotérico mágico.
No puedo defender la catedral de la Almudena, no tiene perdón de Dios. La imagen es otra cosa, sin ser la Macarena, tampoco es tan fea, el pobre niño jEsús, sí, está mal hecho con saña. Demás también esa zona concreta de Madrid es un lugar de poder, menos que El Escorial pero en en unos pocos metros hay miterios esotéricos suficientes como para pensarlo deos vecs.

carlos dijo...

No resulta nada fácil sorprenderte, en éste caso me alegra haber logrado despertar la curiosidad de un autor tan admirado.
La foto tercera de ésta primera entrada creo que contiene la solución. Un abrazo.
http://unoylosdemas.blogspot.com.es/search?updated-max=2015-10-17T23:54:00%2B02:00&max-results=5

Uno dijo...

JOAQUINITO, algo de nazis en Montserrat recuerdo en EL Ministerio del Tiempo. Perdona mi ceguera esotérica pero es muy dificil sentir el misterio entre tanto turista.

CARLOS, aaacabaramos...Eso nos pasa por publicar tan seguido.

ABRAZOS PARA LOS DOS