10 de septiembre de 2016

Un armario de tres cuerpos


En Madrid se deja de todo en las aceras.
Un armario, un somier o las obras completas de Belén Esteban.
No se como se lo voy a decir a Carmena: o se restablece aquel día al mes en que los madrileños podíamos deshacernos ordenadamente de los enseres no deseados o la calle seguirá siendo un caos.



7 comentarios:

Florestán dijo...

Yo acabo de empezar la semana de estricta dieta.....se aproxima el duro momento de comprobar que la ropa de otoño, no me entra ni con calzador.

Pero respeto que cada cual esté como esté y como quiera estar....queda dicho.....que conste...

Voy a por un yogourt desnatado de estevia sin azúcar.....pues no llego a la hora de cenar......

Besos del Florestán

U-topia dijo...

Ejem... vaya tela (y no digo más).

Bueno, sí: un abrazo!!

carlos dijo...

Seguro que alguien se lo dejó olvidado en un descuido y pronto volverá para recuperarlo, creo que es buen persona que trabaja duro, come poco y cena más poco, siguiendo la dieta de Alonso Quijano. Jajaja. Eres un cazatendencias nato. Un abrazo.

Uno dijo...

U-TOPÍA, este señor es tan solo una metáfora.

CARLOS, el señor está de muy buen ver, no creo que tarden en reclamarlo.

ABRAZOS PARA LOS DOS

Uno dijo...

FLORESTAN, el famoso derecho a decidir, supongo.
UN ABRAZO

Mr. Cal dijo...

Tal vez ese señor de cabeza pequeña y cuerpo grande debería decírselo a Carmena...

Uno dijo...

CAL, no quiero empezae con las intimidaciones (de momento)