12 de diciembre de 2016

Autoretrato


Que no selfie
En el museo Boijmans Van Beuningen de Roterdam vi algunos excelentes autoretratos de pintores antiguos holandeses. Quizá por eso, al salir, me hice yo el mio propio. Por eso y porque en la esplanada junto al museo encontré este gran espejo. Es una lástima que estuviera lleno de agujeros porque, esa mañana, tenía yo el guapo subido.


7 comentarios:

Víctor L. Briones Antón dijo...

Oh! Qué juego más sugerente planteas en la primera foto, en ese "bujero" cabe todo. Por ejemplo, le pides a un jugador de rugby que pase por allí (siempre pasan, solo hay que mirar) que se ponga para aparecer en ese espacio. Vestido o desnudo ya es lo de menos.

Que las mentiras de los espejos te sean benévolas...

carlos dijo...

Viene uno con la esperanza de reconocer al autor y se encuentra frente y se da de frente contra el mundo paralelo enmarcado en el reflejo de una foto original. Me ha gustado el juego, espero que fuera un puente estupendo. Un abrazo.

Uno dijo...

VICTOR, ¿un jugador de rugby? No se que tienes tu contra los remeros.

CARLOS, muchas gracias. Las fotos son mi mundo paralelo y espero que mi cara mas atractiva.

ABRAZOS PARA LOS DOS

Joaquinitopez dijo...

El Arnofini del autorretrato.

loquemeahorro dijo...

Muy, muy, muy logrado el autorretrato.

Aunque una pena lo de perdernos el guapo subido.

Uno dijo...

JOAQUINITO, Arnolfini lo serás tu ;)

LOQUE, gracias. Para un día que estoy guapo...

ABRAZOS PARA LOS DOS

Moisés dijo...

Preciosa foto, y muy buena idea... Yo creía que los mirror selfies eran todos deprimentes, jajajajaj Gracias por sacarme del error.

Un abrazo.