16 de octubre de 2017

Cataluña, de cine


Un tiempo fantástico.
En Sitges el tiempo siempre acompaña: si no es horroroso es fantástico. Este año, calor para resucitar a un muerto.
Muy inquietante: Alex de la Iglesia y señora se me aparecen por todas partes. También he visto a otros directores. Kiyoshi Kurosawa presentaba Before we vanish (alienígenas de andar por casa, lo mejor que vi) y Kornél Mundruczó, que se ha llevado el premio gordo con Jupiter´s moon, presentaba también otra vieja peli suya, Johanna, inclasificable: sexo, santidad (el título hace referencia a Juana de Arco) y drogadicción en un musical. Me cautivó su fotografía.
Asia, siempre mi apuesta favorita, este año muy mal. Veo dos truños: A special lady, de Corea, va de una señora que de una tacada se carga a veinte maromazos y The Brink, de Hong Kong, donde uno que lleva el mismo peinado que la coreana pero en pelo platino, hace lo mismo pero con sesenta maromazos.
Menos mal que enseguida vino Jane Mansfield a rescatarme. Un documental sobre su vida y, sobre todo, sobre su muerte (esto es Sitges) al parecer rodeada de demoniacos misterios y coincidencias espeluznantes. Mansfield 66/67 me traslada a Hollywood Babilonia. Qué ganas tenía de ver gente guapa.
 


8 comentarios:

carlos dijo...

¿Kurosawa es el triunfador del festival? Me parece una decisión acertada. Aunque algunos parece que portan el espectáculo tatuado sobre la piel. Vaya que este año también te los has disfrutado. Un abrazo.

Mr. Cal dijo...

Mansfield 66/67... Tengo que verlo. En esas pecadoras siempre me veo muy reflejado.

U-topia dijo...

Y yo tan ajena, soy un desastre, lo reconozco, vivo ensimismada.

Unas fotos fantásticas.

Un abrazo,

Joaquinitopez dijo...

El cine asiático o te metes en su mundo y quedas fascinado o te metes en su mundo y sales horrorizado, en el peor sentido del término. Eso sí, para lo uno o lo otro hay que cambiar el modo del cerebro, acostumbrados como estamos a la manera de hacer cada vez peor del cine yanky.

Esti dijo...

Seguro que el festival de Sitges es lo más, pero yo tengo dos pequeños problemas: uno, deteesto el género gore; dos, cuando una película de terror me da mucho ídem, lo paso fatal. Vamos, que al final no puedo ver la mitad de las películas que proyectan... pero siempre me quedará la playa.

Uno dijo...

CARLOS, el Kurosawa del que hablo no es el famoso y fallecido Kurosawa de toda la vida. De todas formas, el festival lo ganó el húngaro Mundruczó.

CAL, grandes pechos, gran coeficiente intelectual...Jane es todo un referente en el mundo del pecado.

U-TOPÍA,muchas gracias. Tenía que haberte sacado del ensimismamiento, que lo pensé, pero llevaba un programa muy apretado entre Barna y Sitges.

JOAQUINITO, suelo ver en Sitges mucho cine coreano que tiene algo de las viejas películas de Hollywood que me gusta pero este año no elegí bien. La del japonés Kurosawa si que me gustó.

ABRAZOS PARA TODOS

Uno dijo...

ESTI, a mi tampoco me gusta el gore pero hay tantísimo cine en Sitges que si eliges bien (hay muy buena información de las pelis) no te manchas de sangre. Y el ambiente es muy divertido a pesar del lugubre aspecto de la muchachada.

carlos dijo...

Jajaja, ¡Ya me parecía que era mucho perdurar!