8 de julio de 2019

Víctimas


MADO 2019
Nos han disparado unos fascistas. Menos mal que las pistolas eran de agua – dicen las víctimas de las arengas del ministro Marlaska enardeciendo a las hordas.
¿Víctima, tu? , dice el otro, víctimas los homosexuales encarcelados, torturados, asesinados…
La mani del Orgullo este año ha sido un sin parar de víctimas de un lado para otro.
Ahora que para víctima este señor al que le tuvieron la carroza sin arrancar durante horas por culpa de unos ciudadanos que se pusieron a pactar o algo así.
Qué entereza, qué saber estar. Y no ha dicho ni pío.


9 comentarios:

Virto dijo...

Qué tiempos más raros y todo puesto a gusto del consumidor, menos mal que mi pistola llevaba sano cubata y me lo disparé en el fondo del gañote para matarme de inconsciencia. Y funcionó aunque al despertar el dinosaurio gayfriendly seguía allí. Un abrazo y pobre señó de la afoto.

Esti dijo...

Pero vamos a ver, con esta ola de calor perpetua en la que vivimos, ¿cómo va a ser agresión que te disparen con una pistola de agua? ¡Eso es amor verdadero!

Uno dijo...

VIRTO, y luego dicen que las pistolas las carga el diablo... Según.
En cuanto al señor de la foto mas que víctima habría que nombrarle martir del Orgullo y hacerle estampitas.

ESTI, ¿Te acuerdas de Carmen Maura, gritando ¡Riégueme! en la Ley del deseo? Pues eso.


ABRAZOS PARA LOS DOS

El Deme dijo...

Eso pasa por meterte donde no te llaman.

Ikana dijo...

Qué paciencia madre mía xD

Uno dijo...

DEME, ¿No lo dirás por mi? Sepa usted que yo estuve en el Stonewall.

IKANA, bien dicho. Pocos saben apreciar que la Paciencia es otra de las virtudes que le adornan.

UN SALUDO

U-topia dijo...

Desde luego esto de retroceder a argumentos reaccionarios estimula la reivindicación por encima del jolgorio y así empiezan a aparecer víctimas.

Un abrazo.

...Runagay dijo...

Qué jartera, de verdá. Me quedo con este Apolo urbano que está que quita las penas.

Uno dijo...

U-TOPÍA, ahí iba yo. Qué piquito tienes, hija.

RUNAGAY, ¿quitapenas?, ¿tu crees?... Y yo que no me había dado cuenta.

ABRAZOS PARA LOS DOS