9 de marzo de 2011

Christchurch

Pepe. Un superviviente.
A principios de los 90 fuí a hacer un trabajo a Christchurch, Nueva Zelanda. Al otro lado de la bola. Cuando el trabajo acabó, los colegas neozelandeses nos invitaron a todo el equipo a una cena en el único restaurante español de la ciudad. Ahí conocí a Pepe, el dueño.
Pepe, en dos palabras, era Alfredo Landa. Ese español que a los veintitantos y en pantalón campana, conoce una australiana en Benidorm y se va detrás de ella.
Durante la cena, Pepe, nervioso y ágil, se movía sin parar de un lado a otro de la larguísima mesa atendiendo a todo el mundo. Animaba la cena con sus ocurrencias y el modesto local con música española. Había organizado un menú español entre comillas del que se justificaba con nosotros, los españoles: el cabrito no era cabrito, las angulas no eran angulas...Allí el único auténtico era él.
Aparte del buen negocio que estaba haciendo se le veía encantado de tener allí a unos paisanos.
Para no extenderme demasiado te diré que la cena acabó en fiesta y Pepe y yo solos de madrugada en una barra. Casi solos porque nos acompañaba Kathy, una colega local que iba detrás de Pepe. Pero el español ya estaba en la fase de los de Tudela y solo quería hablar conmigo de cosas de hombres. Y de España. De hecho me hablaba en español pasando de ella, echándome el brazo por encima del hombro. Tanto es así que temí que me cantara una soleá. Y es que le dió nostálgico: España y lo que había follado en esta vida eran el tema basicamente.
Yo puesto de machaquito hasta el culo y con un exlegionario colgado al cuello hablándome de sexo, me temí lo peor. Pero entonces pronunció el nombre mágico:
- Ay, chaval, me dijo, y pensar que a mi me desvirgó Paca la Coja!
Con esta bendita costumbre que tenemos los madrileños de no preguntar a nadie de donde es, yo a esas alturas de la copla aún no sabía de donde era Pepe pero, Paca la Coja... Tenía que ser mucha casualidad. Asi que me aventuré y le dije:
-¿Paca la Coja, la de Cuatro Caminos?
Me miró como el que ve a dios. Se le saltaban las lágrimas. Me dió un largo abrazo.
Yo empecé a sentirme incómodo porque los camareros que no entendían el contenido altamente heterosexual de nuestra conversación empezaban a mirarnos.
Finalmente Pepe me agarró la cara con las dos manos y a dos milímetros de mi boca me dijo apestando a JB:
-¡No me digas que tu te has follado a Paca la Coja!

El madrileño había llegado a Nueva Zelanda después de pasar diez años en Sydney. Cuando se divorció de la australiana se fué a Christchurch a empezar por enésima vez una nueva vida. Esto de empezar una nueva vida le había llevado a Ceuta de legionario, a Benidorm de camarero, a Australia de gigoló y a Nueva Zelanda de restaurador y animador local.
Pepe tiene que estar bien. Es un superviviente nato.
Mas de 200 personas han muerto el mes pasado en el terremoto de Christchurch del que a penas nadie se ocupa en los medios. Qué lejos nos queda Nueva Zelanda.

31 comentarios:

Argax dijo...

Esperemos que así sea. Como se sentirá alguien que se llama Pepe, que será poco más o menos como Alfredo Landa, en el otro lado del mundo, donde españa es nada, igual que para nosotros N.Zelanda.
Doscientas personas y como allí no se nos ha perdido nada pues descansen en paz y santas pascuas.

La historia de borrachera es genial tío.

Adrianos dijo...

por dios Uno, que historias tienes en el tintero y que bien que las cuentas

espero que Pepe esté bien,
seguro que si

Besos

ps. que lejos que está el mundo, si

Nan de Bil dijo...

A veces al mirar a alguien que no conozco pienso: cuántas historias le habrán pasado! Al leer tu entrada he tenido esa sensación de que cada uno de nosotros está compuesto de sus historias, esta tuya fantástica!

Steppenwolf dijo...

Vaya la hostia.

Stultifer dijo...

Por esos las historias son de los protagonistas. Los desastres son los que rompen las historias. Son los que matan a los protagonistas.

Alforte dijo...

Como fiel seguidor de la máxima "una imagen vale más que mil palabras" en tus gráficas entradas escribes poco, pero Uno cuando escribes es un placer leerte y me dejas boquiabierto.
¡Eres más visual que tus estupendas fotos! Mientras te leía te he visto hablando con Pepe en esa barra y espero que él esté bien.

Survivor Kisses

calamarin dijo...

Me meo de la risa que buena la historia, me estoy imaginando la escena con Pepe... que risa!!
Lo del terremoto no, eh? Eso me da mucha pena, y tienes razón que poco se hablan de algunas cosas.

Ronronia Adramelek dijo...

Si yo me he quedado preocupada por Pepe, ni te digo Paca la Coja que seguro que también te lee. Oye, ¿y de qué conocías tú a Paca la Coja? :)))

Aunque tal y como le describes, raro me parece que Pepe se haya quedado 20 años en el mismo sitio, seguro que se ha mudado ya dos o tres veces.

Desgraciadamente, esté donde esté, las angulas ya no son angulas salvo que dilapides tus ahorros en comprarte 100 gramos que no dan ni para un diente.

Ut dijo...

Joder, yo también conozco a Paca la coja, la de cuatro caminos...menuda era,jaja!

Una historia estupenda, como verás se pueden hacer amigos en cualquier lugar solo hay que estar dispuesto a ello.

Un beso

UT

...Runagay dijo...

No sé si me ha encantado más la historia, la forma de contarla o que ésta sea real. Desde luego que manejas tan bien los dedos con el obturador como con las teclas, maestro.
Besos.

theodore dijo...

Mira qué bien lo dice Runagay, con el obturador y todo eso, no puedo añadir nada que suene mejor, si la historia de Pepe es interesantísima de por sí, tú la conviertes en una delicia divertidísima.

Precisamente tengo un amigo ahora que se ha ido a hacer las Zelandas y por suerte no le ha pillado cerca el terremoto, qué cosa tan terrible cuando la naturaleza da un puñetazo en la mesa....

Y me intriga mucho el "Nape Nape"

Besote.

Uno dijo...

ARGAX, muchas gracias. No deja de asombrarme como los medios deciden lo que es o no importante que suele coincidir con lo que vende o no vende. Rubios anglosajones llorando no da tanta penita, supongo.

ADRIANOS, muchas gracias. Seguro que Pepe se las apañó como siempre.

NAN, gracias. como tu dices todos tenemos pequeñas historias detrás. Fué un viaje extraño aquel que la catástrofe de Christchurch me ha hecho revivir.

STULTIFER, confío en que esta vez el protagonista se haya salvado.

ALFORTE, muchas gracias. Fué escribir Alfredo Landa y pensar en ti.

CALAMARIN, me alegro de que te haya hecho reir. De eso se trata que dramas es lo que nos sobra.

RONRONIA, Yo era un niño cuando Paca la Coja era un mito en Cuatro Caminos. Es muy poco probable que esté entre mis seguidoras.

UT, lo tuyo con Paca lo sabe toda la blogosfera.

RUNAGAY, muchísimas gracias. No me veo maestro de nada pero me alhaga mucho el comentario por venir de ti que escribes tan bien.


A TODOS UN ABRAZOTE.

Uno dijo...

THEODORE, nos hemos cruzado en los comentarios.
Gracias. No tengo grandes fotos de Christchurch pero si de sus gentes. Las mejores, con un motivo u otro las he publicado ya. Tampoco venían muy a cuento. Por eso me he decidido por este cartel de nombres extraños en un cruce de caminos de algún lugar de la Isla del Sur donde está Christchurch. Ni idea de qué es Nape nape.
Seguro que tu amigo disfrutará de Nueva Zelanda. Sobre todo si es amante de la Naturaleza. La gente es guapa y especialmente amable.

Un abrazo.

loquemeahorro dijo...

Pues sí, esperemos que esté bien.

Yo cuando he leído lo de Paca la Coja ¿Esa no es la que sale en "Yo me bajo en la próxima ¿y usted?"

En serio, por lo menos era coja y se dedicaba a esos menesteres. ¿A ver si se basó en unos "hechos reales"?

pon dijo...

amosnomejoas!!!! Paca la Coja ya la nombra mi suegro que nació en la calle Hernani!!!!

seguro que Pepe está estupendo. La gente así sobrevive a todo, vaya que sí, y más si ha sido legionario.

Joaquinitopez dijo...

Lei ayer tu entrada, como dice un compañero nos deslumbras con tus fotos y tu parquedad y luego haces estos textos que nos dejan alelaos.
Así que esa era la Coja de la que me hablabas cuando mencioné a Maria Antonia M Punto. La de Cuatro Caminos. Te digo yo que hemos sido vecinos del 60 al 62. Aunque, he de reconocerlo yo era demasiado pequeño para conocer a tan ilustre dama que por lo que dicen los compañeros debia ser una institución.
La bendita costumbre de no preguntar ni de donde eres ni a qué te dedicas, ni quien es tu familia, eso es nuestro Madrid. Tú eres tú y nos vamos de cañas durante veinte años sabiendo que te llamas Pepe o Manolo y sin importar mucho más. Eso sí, de cañas nos tenemos que ir o esto no es Madrid, perdón Madriz.
He necesitado mascar la entrada, Nueva Zelanda, el único país no europeo que me gustaría conocer, Cuatro Caminos, ahora leo Calle Hernani, un legionario, Alfredo Landa, entiendo lo que me decías al ver Halcones de la noche, es otro universo el que se debe ver a esas horas en esos lugares.
Sí, claro que es un superviviente y además lo mismo a estas horas está viviendo otra vez en Juan de Olías.
Un abrazo

JL dijo...

Pero que éxito ha tenido la Paca, desde luego con ese nombre-apodo y sus menesteres tenía que ser todo un personaje...

Uno dijo...

LOQUEMEAHORRO, la coja de "Yo me bajo en la próxima" (nadie como la Velasco para hacer de puta de posguerra)no recuerdo si tenía un nombre. Paca se hizo el suyo en los descampados que hoy conocemos como Azca.

PON, Paca llegó a ser una leyenda. Los niños jurábamos haberla visto ejerciendo de lo suyo en la tapia que rodeaba la obra de la basilica que se construía junto a la calle de Orense.

JOAQUINITOPEZ, muchas gracias. Ojalá haya vuelto a Juan de Olías y se esté tomando su marisquito en "La Toledana" ¿Exite aún La Toledana?

JL, lo mismo me lío y cuento "La Leyenda de Paca 2" a ver si me forro de una vez.


A TODOS UN FUERTE ABRAZO

pon dijo...

Pues debió haber una Paca la Coja I, porque mi suegro nació en la calle Hernani en una corrala por el año 1925......lo mismo era una tradición familiar el nombre, la cojera y el oficio.

Me ha encantado el comentario de Joaquinitopez, es verdá, los madrileños somos así. Aunque unos digamos Madriz y otros Madrí. Según mis vecinos de Lavapiés que eran de los de toda la vida de Dios, se dice Madrí. Pero va por barrios y en gustos; total, mientras sigamos tomando cañas, qué más da.

el Shysh dijo...

Estuve a las puertas de casa Pepe pero no llegué a entrar. Le vi en españoles en el mundo y me pareció un cachondo.
He puesto enlace a esta entrada .
Salut

SRO dijo...

Uno, Paco es de estos tipos -o arquetipos- que sacan en ese programa: Españoles por el Mundo,
un triste sucedáneo de los viajes, sí...snif! incluso me parece que he visto uno de Nueva Zelanda, a ver si va a ser el mismo!
Pero es igual, tu relato sí que es una pintura magistral de uno de esos arquetipos.
Os he visto a los dos, en la barra y olido el Jb, cuánto dice eso!
Y la imagen en lugar de competir con el texto, lo redondea. Eres maestro en tu género.

SRO dijo...

...y tal como lo describes, seguro que Pepe ha sobrevivido. Yo soy la prueba viviente de lo que dices respecto de los informativos...

senses and nonsenses dijo...

jo, qué morbo con Paca la Coja. a provincias no llegó su fama ...que yo sepa.

un abrazo.

Joaquinitopez dijo...

Si no es La Toledana será la Segoviana o la de Tordesillas de los Infantes, ¿será por tabernas en Bravo Murillo?

Uno dijo...

PON, ¿Cómo que debió haber una Paca la Coja? Por supuesto que la hubo. No tengo el pedigrí de tu suegro pero si desarrollé desde pequeñin una buenísima memoria para todo lo que oliera a sainete.

EL SHYSH, muchas gracias. Cómo me hubiera gustado ver ese españoles por el mundo.


SRO, muchas gracias, me abrumas, no se que decir. Parece que hubo ese programa sobre Nueva Zelanda, según ElShysh. Voy a ver si puedo verlo por internet.

SENSES, suele haber replicas locales que no desmerecen para nada el original. ¿Cual es la original?

JOAQUINITOPEZ, como me nombraste Juan de Olías, ese nombre va unido para mi a La Toledana, al marisco y a los boquerones en vinagre.


A TODOS UN ABRAZO MUY GORDO

Justo dijo...

Pues a ver si me haces un día el circuito de Paca, que como sabes ahora vivo en Cuatroca, y aparte del Circo de Teresa Rabal que se ha instalado durante tres meses, me faltan referencias de raigambre, jaja..

Uno dijo...

JUSTO, el circuito de Paca ha desaparecido. Empezaba en las verbenas (que suena tan madrileño pero que también se llamaban kermeses) donde bordaba el pasodoble con alza y rockanroleaba con moño. Seguía en los descampados que había en lo que hoy es el Azca, donde ejercía, y acababa de madrugada comiendo pollo asado en un bar de Francos Rodriguez que tuvo el primer asador mecánico del barrio.
No vamos a tener mas remedio que rodar la peli para reconstruirlo.

Un abrazo

Laura Uve dijo...

¡Qué texto tan emotivo! Me ha encantado y sorprendido, no porque no te vea capaz de expresar sentimientos (amos amos... no va por ahí el asunto) sino porque siempre eres tan parco en palabras que hoy me has deleitado con tu historia.

Debe tener su gracia ir a encontrarse con Pepe en Nueva Zelanda xd...

Un abrazo apretado, niño.

Uno dijo...

Muchas gracias Laura. Me satisface especialmente que, a ti, te guste mi texto.
Un abrazote.

pe-jota dijo...

Historias al borde de una barra de bar al límite de la medianoche, junto a las que se cuentan a la luz de la lumbre son las mejores. Seguro que estará bien, es la historia de un superviviente.

Uno dijo...

Tengo mas historias de barra que de lumbres. ¿Por qué será?