23 de septiembre de 2011

Madrid por detrás


¿Quién ha dicho nada de sodomización?
Esta entrada habla de las calles de atrás de los decorados turísticos. En verano, cuando no hay coches ni gente, la ciudad te descubre nuevas perspectivas. Estas son algunas que me descubrió Madrid el pasado Agosto antes de que vinieran los guerrilleros de Benedicto a dar por saco.













21 comentarios:

Nan de Bil dijo...

Has fotografiado parte el Madrid que más me gusta, el que te lleva al cielo.

Chevy dijo...

Lástima que las fotos aún no puedan transmitir aromas. Seguro que són muy diferentes a los "turisticos".

Kisses

pe-jota dijo...

Siempre me ha gustado el Madrid que se esconde, el Madrid alejado de la postal, aquel que hunde sus raíces en los Austrias.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

En cualquier caso, compa Uno, supongo que tan Madrid como cualquier otro, aunque ese otro esté más expuesto. Hermosas fotos, por cierto...

Un abrazo y buen fin de semana.

Justo dijo...

Qué buenas... pasa como con la piel de alguien que deseas, no te quedas en lo obvio y buscas los recovecos, los olores.

Me encantan esas calles, las reconozco.. el problema es que son casi tan caras como sus partes delanteras, jaja..

Laura Uve dijo...

Siempre me gusta la parte de atrás...

Besos!!

...Runagay dijo...

Madrid, como un buen tío, bueno por delante...y por detrás no digamos.

Banco de Imágenes Gratuitas dijo...

Hola! Esta es una excelente lista que Diego Polo escribió hace mucho y es muy completa y vigente al día de hoy.

Aprovecho la oportunidad de invitarles a conocer mi blog;

Banco de Imágenes Gratuitas

Un excelente sitio con más de 1,000.000 de fotografías, portaretratos, gifs, psd, png, etc.

Espero que les guste.

Saludos.

Alforte dijo...

Qué fotogénica es Madrid y tú ahí para mostrarnos la belleza de su trasero.
Besos

Florestán dijo...

Me gusta la parte trasera...... de Madrid..
Besos de un barcelonés

Uno dijo...

NAN, de Madrid, el cielo.

CHEVY, mucho me temo que la contaminación iguala bastante los aromas.

PE JOTA, yo desde luego en cualquier ciudad que visito le dedico siempre un tiempo al otro lado. Y a veces mas de un tiempo.

MANUEL, muchas gracias. Yo creo que hay muchos Madrid. Quizá por eso también se llama a la ciudad Los madriles.

JUSTO, los de las inmobiliarias no miran: por delante o por atrás siempre te clavan.

LAURA, pocas veces te he visto tan explícita.

RUNAGAY, con tu permiso voy a pasarles tu idea a Viajes Chueca.

ALFORTE, visto así se podría decir que estas fotos de Madrid son eróticas, ¿no?

FLORESTAN, a mi me gusta pel devant y pel darrera.


UN ABRAZO PARA TODOS

pon dijo...

Ciertamente los madriles tienen muchas caras y facetas, y la trasera es una de las más fascinantes. Nada como asomarse al patio de un vecindario para saber lo que de verdad se cuece y esconden las ventanas.
Como Justo, reconozco las calles y me reconozco en ellas. Es mi casa, mi matria.......mi lugar. Por donde me gusta caminar siempre que puedo para recuperar el ritmo.

Es curioso que los madrileños siempre echamos mano del famoso refrán "de Madrid al cielo", pero no solemos mirar para arriba, a las fachadas, que las hay en abundancia maravillosas. Vivimos mirando al suelo; claro que con tantos obstáculos que sortear tampoco te da pa mucho más.

Un beso Uno, hoy me ha emocionado tu cariño al foro. Lo compartimos.

Uno dijo...

PON, me alegra verte por aquí como experta callejera del Foro.
Yo no diría de Madrid al cielo, digo que de Madrid, el cielo. Creo sinceramente que Madrid tiene una luz muy especial y unos colores en el cielo que no he visto en otras partes. Esos azules que de tan intensos parecen falsos a veces. Y esos atardeceres que especialmente en Otoño me vuelven a dejar boquiabierto cada año.
El otro día Deme comentaba que yo era un gran amante de Madrid. Hoy tu también lo comentas. Nunca lo había pensado pero debe ser verdad.

Un abrazo

pon dijo...

Si, la luz de Madrid es especial y única, de plata, refleja en plateado y alumbra en blanco, las sombras del cielo de Madrid son como cristales......no hay otro cielo como éste, somos unos privilegiados.

Es verdad. No se habla así ni se fotografía así lo que no se ama. Un besín.

Joaquinitopez dijo...

Una cosita, aparte del ensacamiento adicto-benedicto insoporteibol tope. ¿No te parece que demasiado a menudo Madrid parece una ruina que se mantiene en pie de milagro?

loquemeahorro dijo...

Qué interesante punto de vista, muy buenas fotos (yo sigo con mis comentario ultra-previsibles)

El Deme dijo...

Solo quien ama una ciudad sabe fotografiarla como tú lo haces, verdaderamente. Y es que, en este destartalado Madrid, la perspectiva lo hace todo: esos bellos edificios tienen unos esquinazos que te mueres de bonitos que son. En Madrid hay pocos palacios, pero muchas puertas abiertas: pequeños detalles que engrandecen fachadas.

Uno dijo...

JOAQUINITOPEZ, si nos fiamos de la cantidad de andamios que tienen los edificios, que rara vez ves una calle sin ninguno, la verdad es que se diría que está todo apuntalado.

LOQUEMEAHORRO, comentarios que yo te agradezco enormemente.

DEME, lo que Pon y tu digais va a misa para mi. O sea que me declaro amante de esta ciudad. Los que callejeamos mucho afinamos mucho el ojo. Muchas gracias.


ABRAZOS

senses and nonsenses dijo...

amáis tanto vuestra ciudad, sois tan buenos consejeros turísticos, que enseguida voy p'allá.

pero, ¿seguro que nada nada de sodomización? mi gozo en un pozo...

Parmenio dijo...

Me encanta Madrid en silencio. No estuve en Agosto pero sí un domingo al amanecer cuando ni las porras se encuentran en los bares. Y en eso momentos lo que oigo es las voces del pasado con tanta claridad como si caminasen conmigo. Y quizá lo hagan.

Un beso (para la multitud)

Uno dijo...

SENSES, haberla haila pero no era el tema de esta entrada. A ver si consigo fotos y entro a fondo en el tema.

PARMENIO, yo me aficioné a los agostos madrileños en la adolescencia porque me permitían escaquearme de la familia y sigo aún disfrutando de esa otra ciudad mas tranquila. Aunque, con o sin Benedicto, nos están creciendo los turistas una barbaridad.

UN PAR DE ABRAZOS, CHICOS