2 de marzo de 2013

Esta foto hará historia

 
Principios de 2013
La gente empezaba a andar inmersa en sus aparatos electrónicos aunque todavía hablaban unos con otros.

En la Gran Vía de Madrid Tarantino estrenaba Django Unchained un western sobre un esclavo negro. En The flight, Denzel Washington interpretaba a un piloto alcohólico. Un piloto al mando de un avión de pasajeros (los drones comerciales no existían). En la cartelera puro negro americano. Ni rastro del cine español pero al menos el Capitol aún no era un H&M.

11 comentarios:

jaal dijo...

Cuando lo que necesitamos es más tiendas de ropa en la Gran Vía.

Saludos Uno

...Runagay dijo...

De vez en cuando visito Villa Madroño con la excusa de ver a un trozo mio de ADN que sobrevive allí. En una de esas visitas estuve en el Capitol y tampoco fue para ver cine español.Mea culpa. Bueno, o no.
PD. Que mono se ve el chico del bus.

Laura Uve dijo...

La voracidad de los nuevos aparatos electrónicos es inmensa. Cuando viajo en tren hacia Barcelona es increíble su poder.

Respecto a la dominación del cine norteamericano... ¿qué decir?

Javier Arnott Álvarez dijo...

A cuántas más insensateces asistiremos en esta desenfrenada carrera hacia el absurdo

calamarin dijo...

H&M = Hambre& Miseria.

Justo dijo...

Fíjate que ni me había dado cuenta de que era un bus.. ¿ese es el famoso que coges que no pasa nunca, el 3 creo que era? Pensé quizás que era un bar, tipo Manila..

Ya lo creo que es mono el chico, con esas zapas y la barbita, parece salido del Into the tank.

La foto es buenísima.. merece ser cabecera de blog.

Con respecto a la noticia, casi me indigna más que vaya a abrir otra tienda de ropa insulsa que el hecho de que cierre el cine, porque de eso ya me voy haciendo a la idea..

Uno dijo...

JAAL, uno cree que los horrores que se hicieron en la ciudad en tiempos pasados fueron fruto, entre otras cosas del ínfimo nivel cultural de aquel pais y que hoy algo así no sería posible. Lo bueno de todo esto es que veo que en el fondo conservo cierta inocencia.


RUNAGAY, cuando vengas a Madrid chulapo mío tienes que recorrer todos los cines de la Gran Vía en peregrinación para contribuir a su salvación. Yo debí atarme a uno de aquellos cartelones pintados a mano como Tita se ató al árbol.


LAURA, no hace tanto que fuí a Japón donde ya sabes que se adelantan al mundo en este tipo de cosas y vi horrorizado el fenómeno que hoy nos rodea. Todo el mundo pegado a algún cacharrito (traducción de gadget que he copiado a Ronronia).


JAVIER, no quiero ni pensarlo. La realidad siempre supera mis peores presagios.

CALAMARIN, se ve que te gusta. Empiezas a ser mas lacónico que yo.

JUSTO, muchas gracias. A veces pongo los cuernos al 3 con el 147. Respecto al Capitol creo que de momento no hay que preocuparse, esto es solo una predicción personal del futuro. El que si está en peligro inminente es el Palacio de la Música que lo reconvertían en sala de conciertos pero, como es de Bankia que está como está, lo van a recalificar para hacerlo otra maldita tienda de ropa.


ABRAZOS PARA TODOS

loquemeahorro dijo...

...y un tío manchaba el asiento de delante con la porquería que llevaba en la suela de sus zapatillas, con las que había pisado medio Madrid.


Pero sí, todavía queda algún cine en la Gran Vía ¡¡algo es algo!!

Stultifer dijo...

Y unas New Balance bastante interesantes.

Melvin dijo...

Si no te contaminan el wassap, el ipad o la enésima película de efectos hiperrealistas recordarás que hubo un pasado... siempre puedes reconciliarte con Django...un homenaje muy bien resuelto por un tipo repulsivo que hace buen cine. Tengo ganas de volver a verla. Besotes.

Uno dijo...

LOQUE, la falta de civismo no será noticia en el futuro porque eso va a ir a mas. Una viznieta de Lola Flores lanzará una versión de " A tu vera" cambiándola por "A tu bola" y se hará tan famosa como su ancestra.

STULTIFER, el tema zapas irá perdiendo adeptos. No en el terreno sexual, por supuesto.

MELVIN, el cine en sala será una rareza viejuna. Se reducirá a encuentros de freaks. Para mi, pocos tienen el viejo truco del cine de entretenimiento tan bien pillado como Tarantino.



ABRAZOS PARA TODOS