11 de septiembre de 2013

Las zapatillas rojas


Qué peliculón.
No había aficionado al ballet que no hubiera visto esta peli. Y mas en España con la programación tan escasa que tuvo siempre el ballet.
Yo, que ya desde crío era muy propenso al ballet, al cine de sesión doble y adicto al technicolor la disfruté especialmente.
Ya había leído el cuento de Andersen en que está basada pues fui niño devorador de cuentos y tebeos.
Curiosamente de mayor no leería tanto. Tampoco triunfé en el cine. En el mundo del ballet si triunfaría pero vamos, no en el escenario. Una espinita que llevo clavada y que vuelve a pincharme con el menor pretexto.

14 comentarios:

loquemeahorro dijo...

Pues mira que no me las imaginaba así.

Ronronia Adramelek dijo...

Muy fan de los pompones, en todas sus vertientes.

senses and nonsenses dijo...

tengo un vago recuerdo. alguna vez la veré en pantalla grande, ...espero. la vi de niño en tv, que lo devoraba todo. creo que tb quise bailar... después de ver Fama, o Nijinsky no sé, creo que fue justo después de querer ser una nadiacomaneci con hula hoop.

El Deme dijo...

Son chulas, pero la pena es que no le hacen juego con nada de lo que lleva.

Laura Uve dijo...

Esas zapatillas son de un irreverente total, pero seguro que la mujer bajó un momento a la calle a por algo que se le había olvidado, y allí estabas tú!!

Me has dejado intrigada con lo de tu triunfo en el ballet fuera del escenario. Cuenta, cuenta...

Un abrazo!!

Uno dijo...

LOQUE, la verdad es que estas tiran a fucsia y al ser abiertas no sirven para el brisé volé.

RONRONIA, el pompón es uno de los grandes inventos de la humanidad que lo mismo da relevancia a una simple zapatilla casera como a un gorro en la nieve.

SENSES, te veo perfectamente con hula hop, calentadores y cinta en el pelo versionando el aurresku.

DEME, la verdad es que no soy nada partidario de los cordinados.

LAURA, sobre mi éxito fuera de los escenarios solo te puedo decir que estuvo basado esencialmente en el "pas de deux" tanto en el clásico, el contemporáneo, como en la danza argentina con boleadoras.


ABRAZOS PARA TODOS

Joaquinitopez dijo...

¿Y lo cómoda que va no cuenta? Vamos, en la gloria bendita y proclamándolo a los cuatro vientos. Además no son de su talla.
Por cierto ¿seguro que no hemos sido parientes en otra encarnación? Mi historia con Las zapatillas rojas es idéntica a la tuya -excepto en lo del pas a deux- sólo que yo sigo enganchado, no te digo más que uno de mis últimos cuadros son ... las zapatillas rojas.
Un abrazo

Uno dijo...

¿Uno de tus últimos cuadros? No me digas que también pintamos. Yo si, desde luego.
Un abrazo

Melvin dijo...

Pues yo cuando vi Billy Elliot sentí lo mismo que cuando fui a la casa- museo de Andersen... Que el mérito de los incomprendidos es perseverar a pesar de los pesares... Así qué ya me estás retomando el pas a deux... Que yo quiero verte bailar!!! Besotes.

Uno dijo...

MELVIN, aunque con partenaires menos profesionales, yo el pas de deux no he dejado de practicarlo y aun llego sin dificultad a la coda final con apoteosis. Como bien dices, todo es perseverar.

Un abrazo

El Deme dijo...

El ballet es bonito, pero suele tener un argumento muy monotemático, y luego que todo el mundo da saltos (a santo de qué!)

Uno dijo...

DEME, hombre de poca fe. Ellos sabrán por qué saltan. Lo importante es que el salto sea elegante, armonioso, vigoroso o tan grande que nos maraville.

el Shysh dijo...

Trend para proximo FW 2015?

Uno dijo...

SHYSH, bueno, tu sabes que además soy cool hunter.