15 de julio de 2014

Fauna Ibérica 12


Libélula
Es de celebrar que todavía exista en nuestro país un ser vivo trasparente.
Patos y patosos
A menudo oímos como un animal trasladado a un ecosistema en el que es un extraño rompe el equilibrio natural del lugar con nefastas consecuencias.
A las Tablas de Daimiel ha llegado desde su pocilga el marrano bípedo común. No le vi pero si su rastro de botellas de plástico. Urge abatirlo.

8 comentarios:

Moisés dijo...

La fauna en libertad es preciosa. A veces pienso que terminaremos urbanizando hasta el último rincón del planeta y no dejaremos sitios para patos (o libelulas). Suerte que no ha llegado ese momento.

Un saludo

Luna Llena dijo...

Me apunto para abatirlo!!

Transparencia, hoy una utopía.

Un abrazo!!

Javier Arnott Álvarez dijo...

Matando la naturaleza nos suicidamos, es una de las características del ser humano, la autodestrucción.

Calamarin dijo...

También han venido unas especies horribles de mosquitos asesinos que me traen de cabeza... tres veces en lo que va de año he tenido que ir a urgencias para que me pinchen Urbason por los efectos tan terribles que me han dejado en mi sus picaduras... Yo así no puedo vivir, necesito urgentemente trasladarme a Islandia.

carlos dijo...

Me inclino más que por abatir, por la solución otrora disparatada de poner puertas al campo. Las imágenes preciosas, el entorno del agua es uno de mis espacios preferidos, junto a la primera hora del monte, cuando los zorros juegan, los corzos vigilan y el oso pasea y contempla a la garduña cuando somete al conejo. Se obra durante el reinado del silencio. Un abrazo.

Florestán dijo...

De pequeño le llamaba...caballito del diablo....creo que se pueden denominar de las dos maneras..... O sería por lo siniestro que era.......ahira no ......ejem.....
Al cerdo del plástico.......guillotina!!!!

Un abrazo

Uno dijo...

MOISÉS, tienes razón. Yo no creía ser muy amante de los animales hasta que viajé a Africa. Verlos en su habitat en libertad cambia absolutamente la percepción.

LUNA, utopía ¿eh? Tu barriendo para casa.

JAVIER, hombre sabio, tu lo has dicho, la autodestrucción es lo que mas caracteriza a nuestra especie.

CALAMARIN, a mi también me busca el mosquito pero no se yo Islandia... En esos paises fríos con los deshielos los mosquitos son auténticas plagas. ¿Supiste del terror que viví en Winnipeg?

unoylosdemas.blogspot.com.es/2011/03/winnipeg.html

Cuídate.

CARLOS, no se otrora pero insisto en darle caza. En el reinado del silencio, si quieres.

FLORESTÁN, pues ahora que lo dices va a ser que es un caballito del diablo porque acabo de leer que aunque de la misma familia son diferentes a las libélulas.
Los caballitos parece ser que cierran las alas cuando se posan como mi "libélula".


ABRAZOS PARA TODOS

Melvin dijo...

Estuve en las Tablas de Daimiel un Noviembre de sequía y también me acordé de esos bípedos que alteran el orden propio y ajeno con tanta facilidad... Besotes.