20 de julio de 2015

Confieso que soy camaleónico


Pero estoy en ello.
Cuando naces en una dictadura aprendes a desaparecer mimetizándote exteriormente con el ambiente reinante mas que nada por sobrevivir, a ser posible, fuera de la trena.
Cuando descubres que no eres heterosexual y sabes al detalle que es lo que ellos piensan de ti, aprendes a confundirte en la masa, no vaya a ser que alguno tenga el capricho de arruinarte la vida.
Cuando ya no hay dictadura y las leyes impiden que te discriminen por tu orientación sexual aún tienes que hacer un esfuerzo por ser tu mismo. Desactivar el mecanismo de defensa no es fácil cuando las has visto de todos los colores.

9 comentarios:

Mr. Cal dijo...

No es fácil no, pero fíjate yo soy de los que piensa que pese a todo es mejor no bajar la guardia...( no me fio)
Sobre la foto, muy a favor de esos señores con un poquito de barriga, también tienen su encanto... Todo no pueden ser tabletas de chocolate.

Joaquinitopez dijo...

Desde luego estoy de acuerdo y no sólo en el plano al que te refieres. Siempre es mejor que crean que eres otro más, del montón, de los que no piensan ni tienen ideas propias, como dice Mr. Cal. yo tampoco me fio y cuando me he fiado...
En cuanto a los encantos de las barriguitas con polo siempre me han parecido un poco pijas pero es como tantas cosas: hay que saber llevarlos.
Un abrazo

carlos dijo...

Decía mí abuela que presumir siempre cuesta, ella se refería a los dineros, pero supongo que se puede aplicar a todos los sucesos, la foto estupenda. Un abrazo.

loquemeahorro dijo...

Hace poco le estábamos explicando a mi sobrino que en muchas épocas y países había habido (y hay) represión a los homosexuales y él decía que cómo podía saber nadie si eras, o no, gay o hetero.

Qué fácil ve el mundo ¿verdad?

Uno dijo...

CAL, la sociedad es muy manipulable y escasa en convicciones. Pasa del amor al odio con una facilidad pasmosa. Yo sin ir mas lejos soy mucho mas comprensivo con las barriguitas con los años de lo que nunca fuí.

JOAQUINITO, en el ambiente máximo de camaleonismo: la mili, se me ocurrió un día expresar una inocente idea y me llamaron "el político", algo muy peligroso en aquellos días.

CARLOS, saca la cabeza y te la cortan. Diferenciate y qué te crees. Intenta hacer bien tu trabajo y eres un trepa... Si, el catálogo es amplio.


LOQUE, qué pena que nos dure tan poco la inocencia. Yo fuí un niño feliz. Luego me transformé para seguir siéndolo. Lo importante es que yo me gustaba.


ABRAZOS PARA TODOS

El Deme dijo...

Lo que más me gusta de tus fotos es que no te salen movidas. Y que no nos cuentes que para conseguir la temática explicada te pases en la acera de enfrente tres cuartos de hora.

Sro dijo...

Genial.
Lo tuyo era un mecanismo de supervivencia, Uno
Ahora me has hecho pensar en otras motivaciones
que no tienen nada que ver con el género
para ocultarse
Algunas, de lo más turbias
Y veo que la sociedad más “normal”
puede estar llena de ellos

Lola Mariné dijo...

Es tremendo lo que comentas, pero no deja de ser cierto.
Y es lógico que no bajes la guardia, porque aunque ahora las leyes te protejan hay personas que no han cambiado su mentalidad.
Aunque, bien mirado, ¿alguien se muestra al mundo tal como es?
Besos.

Uno dijo...

DEME, nadie explica mejor que tu mi arte.

SRO, cualquier forma de salirse de la "normalidad" es igualmente atacada.

LOLA, uno puede dar una imagen mejorada de si mismo, quizá todos lo hagamos inconscientemente. Otra cosa es tener que ocultar tu propia esencia.


ABRAZOS PARA TODOS