4 de marzo de 2016

Obras son amores


Esto es así
Hay un hecho innegable que me sitúa en el subgénero señor mayor: me gusta ver obras. Claro que yo no se si tu verás lo que yo veo.
Pero, como puedes ver, no sería la primera vez.

5 comentarios:

Mr. Cal dijo...

Mira no compensa, te lo digo yo que en mi calle llevan casi siete meses con el tema de canalización de aguas... Al principio todo era muy morbosillo, ahora los odio a todos, son lentos y fuman demasiado...

carlos dijo...

Pero ser señor mayor y además criticón, es una prerrogativa que autoriza para corregir posturas indebidas y señalar los errores evidentes, aunque parece que el que observa el trabajo, no pinta nada y tiene cierta tendencia a enseñar el interior de su escaso ropaje y el autor del collage se muestra indiferente. ¿Los que pasan el rodillo no se ponen de rodillas? Un abrazo

Uno dijo...

CAL, no es una elección, el gusto por ver obras está en el ADN y se manifiesta en el varón ibérico a partir de cierta edad ( muy temprana en mi caso)

CARLOS, a ver, que no es que yo sea un experto en pase de rodillo pero si, creo que sería mejor que se pusiera de rodillas. Mejor para las lumbares, entiéndeme.


ABRAZOS PARA LOS DOS

Estibaliz Burgaleta dijo...

Yo, como buena señora ibérica, soy más de quedar para andar fuertecito con amigas y luego tomar tarta de chocolate con café con leche y sacarina, porque te estás cuidando. Esta mezcla paseo + tarta es la versión femenina y enseñorada del partido de los domingos + muchas cañas masculino.

Uno dijo...

ESTI, menos mal que quedamos tu y yo para salvaguardar los valores de la raza.
Un abrazo