21 de enero de 2017

Minino


Hoy no eres nadie en la red sin publicar una de gatitos.
No soy yo un gran amante del morrongo pero tampoco es la primera vez que caigo rendido ante su hechizo.
Andaba yo callejeando cuando este gato (o gata) llamó mi atención. No era el primer ser vivo que me provocaba desde una ventana de Amstedam pero si el mas seductor.


7 comentarios:

carlos dijo...

Decían en Egipto que los gatos son los ojos de los dioses en la tierra, así que enhorabuena, a lo mejor sin pretenderlo te has ganado una indulgencia plenaria en la iglesia evangélica.
Un abrazo. El gato te ha quedado bien chulo.

Moisés dijo...

¿Qué ocurre en el mundo cuando lo que se publica masivamente son gatitos y perritos? Muy monos todos, pero ya está bien...

Digo esto a modo de reflexión general... tú tienes el derecho de publicar todo lo que quieras, gatetes incluidos.

Un abrazo.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Eres tan "mainstrin". Pero bueno como entras en la ola de lo común con un gato, se te perdona.

Joaquinitopez dijo...

Como que estaba coqueteando contigo, te gira la cabeza pues en el lenguaje gatesco mirar fijamente o de frente prevee actitud agresiva. Yo si que soy un amante de esa fiera decorativa pero fiera. Se saben bellos y se lucen. Además, como dijo Perich "el gato es un animal ten elegante que está elegante incluso vestido con piel de gato"

Uno dijo...

CARLOS, muchas gracias. Tendré que mirarme bien lo de la indulgencia porque a lo mejor me compensa hacerme evangélico.

MOISÉS, Apis era un toro. Y acuérdate del vellocino de oro... A algo tenemos que agarrarnos cuando el Señor nos manda a Trump.

VICTOR, gracias. Se intenta pero eL mainstrin se me resiste.

JOAQUINITO, es verdad, estuvo muy elegante. Mientras desde otras ventanas me mostraban una teta el me regaló este bello perfil.

ABRAZOS PARA TODOS

Esti dijo...

Confieso que soy muy mainstrin y fan de gatos, perros, koalas, osos panda... Llevo en mi interior a una niña pequeña cursi, lo admito.

Uno dijo...

ESTI, se de tu adicción. Admitirla es un paso muy importante.