14 de agosto de 2017

Mañanita de veraneo

 
Un capricho
Ayer me levanté con alma de veraneante. Con la ciudad casi vacía tardé diez minutos en salir y perderme en la naturaleza. Una naturaleza muy domesticada, eso si, muy del gusto del XVIII. El campo, sus ríos, sus ermitas, sus cascadas… Alguna extraña criatura pero nada de moscas ni estiércol. El campo recreado, idílico que le gustaba a María Antonieta q.e.p.d. y que me gusta mi.

El capricho de una duquesona, a un paso de Barajas.





7 comentarios:

Mr. Cal dijo...

Beautiful...

carlos dijo...

Madrid es ciudad para disfrutar en Agosto, está claro, hasta en el aire, Un abrazo. Vaya sítios que te conoces.

Uno dijo...

CAL, es una pequeña joya.Hacía mucho que no lo visitaba pero recientemente hubo un concierto allí al que no pude ir porque se agotaron las entradas y me lo recordó. Suelen alquilarlo también para eventos importante. Creo recordar que Delpozo presentó aqui una colección.


CARLOS, es un lugar sorprendente. Además del palacio y de las demás monerías que se hacían los ricos en aquellos tiempos : casino de baile, lago con embarcadero, canales, hermita, etc. , durante la guerra se construyó aquí un bunquer que fué puesto de mando republicano. Al parecer se conserva estupendamente. Yo no lo he visitado.


ABRAZOS PARA LOS DOS

Uno dijo...

CANALLAS que había puesto ermitas con hache y no me habéis dicho nada.

carlos dijo...

¡Es correcto etimologicamente. viene de Hermes el díos de las tres cabezas! Canalla, no es correcto sin el preceptivo antecedente calla, lo cual imposibilita cualquier comentario posterior. Jajaja.

El Deme dijo...

Aquí se rodó Un rayo de luz, de Marisol.

Uno dijo...

DEME, me encantan este tipo de comentarios que amplían el contexto.
Goyanes es que tenía mucha mano.