7 de noviembre de 2019

Qué lata, votar


Antes no te molestaban tanto.
Los que nacieron en Democracia no saben lo que se han perdido. Ni se imaginan la vidorra que nos pegábamos sin tener que ir a votar ni nada.
Éramos la envidia de Europa. Los europeos venían a España, no para beber barato, qué va, venían porque aquí no se votaba nunca. Hartitos estaban de votar.
Mi abuelo, socialista perdido, si era de votar, Como no le querían acompañar porque, consideraban los que le cuidaban, que a su edad para qué molestarse, se fue solo a votar en las primeras elecciones después de 40 años. Se cayó en la calle y se hizo una herida en la frente. Te lo digo: no compensa. 

(En la foto: rodaje en Chamberi) 


 



3 comentarios:

carlos dijo...

Tu abuelo debió ser el primer herido por causa electoral. un héroe sin duda, no como esos que acuden al colegio con guardaespaldas. Que las urnas las carga el diablo ¿O eran las armas? Un abrazo.
¿La guerra civil con bolardos es más civilizada porque los tanques no se suben a las aceras? ¡Menuda papeleta!

Uno dijo...

CARLOS, los bolardos se pusieron para que no sacaran los tanques a la calle pero quiá: los quitan, atacan, y los vuelven a poner. Este barrio es un sinvivir. Semana si, semana no, volvemos al 36. Este escenario quieras que no influye en el voto. Para las próximas pienso denunciarlo a la junta electoral.
Un abrazo

U-topia dijo...

En fin, contenta me tienen... han vuelto al punto en el que estaban hace seis meses y ahora han pactado en 24 h. Seis meses de inoperancia y un dineral en unas nuevas elecciones para empeorar.

Yo no voté y además logré borrarme ara no recibir propaganda electoral.

Un abrazo.