16 de septiembre de 2009

Jack Burton, por alusiones

Mi nombre es Jack Burton. Nací en Sleepy Hollow un pueblito del condado de Westchester, hoy un suburbio de New York. Muy cerca, se encuentra la inmensa propiedad de los Rockefeller. Mi padre trabajó para ellos en los graneros hoy convertidos en una sofisticada granja restaurante, Stone Barns , se lo recomiendo.

Nunca he visitado España pero aprendí español con los compañeros de trabajo de mi padre. Eran estos naturales de Villaverde y de ellos aprendí su idioma. Si sé qué significa jiñar (los madrileños eran bastante ordinarios) pero, no habiendo salido nunca del estado de New York, difícilmente pude escribir en ese wc.
Por la misma razón, ignoro para que llevan ustedes la cámara de fotos a estos lugares.

8 comentarios:

AntWaters Daza dijo...

Acabáramos, de Sleepy Hollow, por eso se sujeta la cabeza!!

Y es verdad, no había yo pensado en por qué el impostor llevaba una cámara de fotos a... bueno, qué demonios, si el móvil es una cámara de fotos; seguro que hasta el chicle en la puerta del wc es una cámara ;)

besos de sonríe por si acaso

chica pastiche.- dijo...

En mi caso porque la cámara de fotos es casi un apéndice.
Pero no te pongas mal, Jack, te creo que no hayas sido quien escribió ese WC.
Te creo porque sos Jack, Jack Burton.

calamarin dijo...

Jack por favor envíame tu numero de teléfono...

theodore dijo...

A ver si lo está buscando la que quería matar a la madre...

molano dijo...

Me pasa como a Mr. Burton que me pregunto ¿qué hacías con la cámara de fotos dentro de unos servicios públicos? Vamos, si puede contarse.

Uno dijo...

Ant, tienes razón, este J. Burton, para ser de Sleepy Hollow, tiene la cabeza muy en su sitio.

Calamarin, por favor, las citas de este tipo en privado.

Theodore, no me líes, no me líes. Este es Jack y la hija de su madre buscaba a Jacq´s que es como mas francés y mas chulo.

Molano, ya ves que para chica pastiche la cámara es como un apendice. No es tan extraño. En mi caso la casualidad y un apretón hicieron que descubriera esa joya del testimonio de retrete con mi cámara al cuello.
Y por favor, dejemos este tema que con los pantalones por los tobillos, sentado en el retrete y haciendo fotos no es la imagen de mi que quisiera popularizar en la blogosfera.

Vivian dijo...

Sólo diré una cosa, este Jack tiene pinta de malote, bueno, más bien de los que las mata callando, así que, estoy empezando a pensar que va a ser que sí fue él el de la pintada…
Por cierto, no me había parado a pensarlo pero, es verdad, eso de llevarse la cámara al baño, no sé, no sé, y la imagen que relatas en tu comentario, uysssss

;)

Uno dijo...

Respeto tu opinión pero, como estudioso del caso, he llegado a la conclusión de que Jack dice la verdad, que otro suplantó su personalidad. O quizá estemos precipitandonos al tildarle de impostor. El no dice que sea el jiñante. El dice que Jack lo hizo.
Un estudiante de la Universidad de Montreal está haciendo una tesis sobre el tema que nos ocupa. Esperemos a ver sus conclusiones.