31 de enero de 2011

Paisaje para una novela 6

Edificio en Miami.
Jugar a ser rico. ¿Por qué no?, es mas divertido que vender aire acondicionado. Además la chica se lo merecía. Y yo también, qué demonios.
(Weekend. Oswaldo Zunzunegui)*

(*) Título y autor fictícios



23 comentarios:

Alforte dijo...

Están mal de la azotea, esconderse allí es el peor de los lugares, es donde primero otean los voyeur.
QyeLoSeYo Kisses

Ut dijo...

Ains, que bonito! mientras estén juntos da igual si es en una azotea o en un sotano.... el caso es que les dejen tranquilos.

Besos

UT

Laura Uve dijo...

Siempre juntos......a pesar de la ventolera.... la azotea es nuestro refugio.....ayssss........qué bonito, ¿Por que no sigues Walter René García?

Bsss

pon dijo...

también compones boleros???

senses and nonsenses dijo...

prefiero un tejado de París que una azotea en Miami. si se pudiera elegir...

un abrazo.

Noemí Pastor dijo...

Maldita sea. No he estado nunca en Miami. Habrá que poner remedio a eso inmediatamente.

✙Eurice✙ dijo...

A veces es bueno estar solo ;)
Al fin he llegado hasta aquí, me ha costado un tiempo, tenía muchas azoteas que saltar :)
Saludos!

Adrianos dijo...

espero que al final de la novela le deja a "él" y así ya no tendrán porque esconderse...
no obstante esa azotea será siempre el lugar preferido para los encuentros... incluso cuando no hay de que esconderse

QueLoSeYo (como dice Alforte)_ Besos

Parmenio dijo...

Mejor la azotea de la libertad que el sótano cerrado. Aunque haya que esconderse de las miradas.

Un beso (asomado al vacío)

Stultifer dijo...

Menos mal que hay azoteas y no solo tejados de teja. La azotea siempre es menos peligrosa.

Uno dijo...

ALFORTE, los voyeurs anónimos les ponen. Como tu bien sabes.

UT, se empieza por necesidad y acaba uno necesitando la clandestinidad.

LAURA, espero que René nos lea y remate este bolero.

PON, si amorsito corasón, pero a escondidas.

SENSES, la cuestión es que si el apretón te viene en Miami en lo que llegas a Paris te puede dar algo a la cabeza.

NOEMÍ, que sea en invierno si no quieres fundirte.

EURICE, buenísimo. Yo si no tengo mi ración de soledad me agobio.
Bienvenida.

ADRIANOS, como se nota que sabes de azoteas. Ya se lo decía yo a UT: la azotea engancha.

PARMENIO, aire, aire... Yo que soy un poco claustrofóbico no tengo la menor duda: mejor el campanario que la cripta, mejor el puente que la sala de máquinas...y así.

STULTIFER, tanto al tejado como a la azotea se llega por las escaleras. Muchos se quedan en el camino.

UN ABRAZO FUERTE A TODOS

Joaquinitopez dijo...

Espero que puedan seguir disfrutando del aroma del placer prohibido, lo permitido pierde mucho. Por eso el chocolate que engorda es tan exquisito. El pecado, la culpa y la prohibición son los condimemtos de exquisiteces que no saben preparar los chefs más afamados ni Maxims ni el Bullit. Ah, la culpa, no he probado nada más delicioso. Que sigan de azotea en azotea donde los mundos se extienden prohibidos como alfombras a sus pies.
Un abrazo.

ixilik dijo...

Miami es el escondite para tapar a Miamigo. Y azotea esconde la palabra de las perversiones, que alli practicamos

theodore dijo...

Uy, me tocaba a mí decir algo, pero después del comentario de ixilik me he quedado sin palabras....

Bueno sí, que el texto es una preciosidad :-)

Besogrande

pon dijo...

si nos deeeejannnn
tendremos un rincón
seeeerca del cieeeeeelooooooooo

pe-jota dijo...

Ya quedan pocas y las vistas cada vez son menos interesantes por eso ahora se baja a los sótanos.

Lola Mariné dijo...

Una azotea es como otro mundo. Tan cerca del nuestro y tan lejos al mismo tiempo.
Besos

Romek Dubczek dijo...

Qué fantásticas son las azoteas para refugiarse con alguien. Una azotea solitaria te acerca al cielo y al susurro. Ay, si yo tuviera un ático...
un abrazo

Uno dijo...

JOAQUINITOPEZ, esto que tu cuentas maravillosamente es lo que quería yo explicarle a UT.
Con tres comentarios como el tuyo Walter René tiene la segunda parte hecha.


IXILIK, ahora comprendo por fin la novela de Walter René García: los amantes eran dos tíos y practicaban SM.
La necesidad agudiza el ingenio. MIAMIgo, la AZOTEa... claves secretas, un lenguaje propio...Esta novela lo tiene todo. No me extrañaría que se convirtiera en un best seller.

THEODORE, muchas gracias. Yo no había comprendido el novelón en toda su grandeza hasta no leer a Ixilik.

PON, gracias por ponerle banda sonora. Y tan al pelo. No sabía que cantabas tan bien.

PE-JOTA, nada que ver. Los sótanos son para pecados standar, como los portales. Las azoteas son para grandes pasiones.

LOLA, desde luego. Subes unos pisos y te trasladas mucho mas lejos que andando kilómetros a ras del suelo. Siempre me ha parecido fascinante la gente que descubres viviendo en ellas cuando te asomas a ese mundo y los lugares tan peculiares que algunos se construyen.

ROMEK, tu imaginación funciona ya bastante bien sin necesidad de un ático para echarse a volar.


UN ABRAZO ENORME PARA TODOS

Ronronia Adramelek dijo...

Con el cierzo que aquí corre, resulta inviable refugiarse en azoteas y como los portales son tan prosaicos como transitados, nos queda la solución stultiferiana de los descansillos de las escalera.

¡Que precioso el texto!

Un beso

Uno dijo...

RONRONIA, muchas gracias. El amor siempre encuentra su sitio. Con el cierzo lo bueno es que te desmelenas que ya es un principio.
Un abrazo

Justo dijo...

Veo otra vez a Jorge Perugorría. Nada, que me he empeñado en meterlo en tu mundo.

Uno dijo...

JUSTO, te nombro director de casting de este blog.