7 de abril de 2011

Los de Uzbekistán

Además de su idioma, cuando los uzbekos hablan otro, suele ser el ruso. Esto no ayuda mucho a la comunicación.

Pero si de alguna manera consigues comunicarte con ellos son muy amables y serviciales.

Establecido el contacto, se muestran tan dispuestos a complacer que, a veces, uno se siente turbado y no sabe a qué atenerse.


En Bujara tropezamos con una comitiva que transportaba un arca y otros paquetes ricamente adornados. Delante abría paso un músico que hacía sonar una larguísima trompeta. Los seguimos, claro. Resultó ser la celebración de un nacimiento. El arca y los paquetes llevaban regalos para el recién nacido.

Habían cerrado algunas calles y las habían decorado con tapices. Había un pequeño escenario, una orquestita y dos niños con zancos que bailaban entre las largas mesas.

Nos invitarona a la fiesta. Mas que eso: nos convertimos en los protagonistas. Hasta nos trajeron un interprete. Desgraciadamente no pudimos quedarnos.









Fotos del bautizo y otras tomadas en los mercados.

20 comentarios:

Stultifer dijo...

Los uzbekos molan.

Alforte dijo...

Aysss para una vez que tenían invitados internacionales...
Uzbeko Kisses

Laura Uve dijo...

Me gusta el look de los uzbekos...jejeje... Adoro la amabilidad y la generosidad.

Buenas fotos.

Un abrazo, niño.

Lola Mariné dijo...

¿Cuando has hecho este viaje?
Tiene muy buena pinta.

senses and nonsenses dijo...

bodas y bautizos (...hacen comuniones?), parecen todos salidos de una peli de Kusturica.
toda una experiencia...

un abrazo.

calamarin dijo...

Yo tampoco me hubiese podido quedar, veo alguna que otra gallina suelta y siento pánico por esas aves, bueno en general por todas... ¿te lo había contado alguna vez?

Parmenio dijo...

Este tipo de fiestas me encantan. Yo me habría quedado y disfrutado de una experiencia maravillosa. Supongo que teníais billetes o algo así y no pudisteis quedaros. Una lástima.

Un beso (sin interprete)

Uno dijo...

STULTIFER, molan mazo

ALFORTE, nos sentimos como los Clinton, que creo que eran los que mandaban en el 96.

LAURA, muchas gracias en mi nombre y en el del pueblo de Uzbekistán.

LOLA, creo que fue en 1996.

SENSES, lo que uno aprende viajando principalmente es cómo nos parecemos los seres humanos por encima de eso que llamamos diferentes culturas que son, la mayoría de las veces, detalles anecdóticos o grados de desarrollo.

CALAMARIN, no sabía que padecías el síndrome de Tippi. Debes reconciliarte con la pluma.

PARMENIO, nada me hubiera gustado mas que quedarme a la fiesta. Hubiéramos acabado bailando "macarena" que estaba muy de moda en esos años y sonaba en la disco del hotel.

A TODOS UN ABRAZO

pon dijo...

yo uzbeko
tú uzbekas
él uzbeka
nosotros uzbekamos
vosotros uzbekais
ellos uzbekan

Thiago dijo...

jaja que cachondo eres, cari... y si hablan el uzbeko y el ruso, ¿como diantres estableces esa amable comunicación, por señas? jaja


Que buena escalera para Stultifer, no?


Bezos.

Nan de Bil dijo...

Como ya nos hemos acostumbrado a la mala educación cualquier gesto amable de un extraño nos resulta sospechoso, qué lástima.

JL dijo...

Uno, te he dicho alguna vez lo mucho que te envidio??? ;)
No he podido escribirte nada en tus últimas entradas, pero me las he leido todas y se me caía la babilla con lo de samarcanda.
Samarcanda es uno de esos lugares mágicos que se ven tan inalcanzables...
Yo tengo dos viajes de esos que sabes que nunca vas a hacer pero que matarías por ellos, recorre en coche USA de costa a costa y la ruta de la seda.

Uno dijo...

PON, yo uzbeké. ¿Tu uzbekaste?

THIAGO, ¿quieres creer que no había visto la escalera? ¿Me la aceptará usada?

NAN DE BIL, mas razón que un santo. Esa es la triste realidad.

JL, estas entradas uzbekas, si has leido los comentarios, sabrás que no tienen como fin la divulgación cultural sino provocar la misma envidia que me provocais ultimamente los que andais viajando. Por eso agradezco enormemente que me declares la tuya publicamente.

A TODOS UN ABRAZO FUERTE

pe-jota dijo...

Tal vez esta sea la inocencia que nosotros hemos perdido.

pon dijo...

yo hubiera o hubiese uzbekado, de tener oportunidad

Ut dijo...

Os convertistéis en el centro de atención, seguro que fuistéis la novedad del evento y el bebe pasaría a un segundo plano...jeje....

Una forma más de conocer sus costumbres y su gente, como debe ser.

Un beso

Ut

Uno dijo...

PE-JOTA, sin duda es así que yo todavía la recuerdo.

PON, tu uzbekarás.

UT, me has recordado a la canción de Cecilia: el muerto en el entierro, el niño en el bautizo... Espero haberme comportado un poquito.

TRES ABRAZOTES

AntWaters dijo...

Desde luego me despisto un momento y te me vas fuera de la tierra conocida; que digo yo que peor que esos idiomas es el español que no dice nada; cenamos el sábado con unos amigos y había un periodista... por favor, de cada cien palabras que decía, ochenta no significaban absolutamente nada; y no había cámaras ni ná...

Tus hombres hoy los veo poco jot :(

Besos

Uno dijo...

ANT, yo creo que debe ser una asignatura de periodismo "Vacuidad" o algo así porque tiene su mérito rajar y rajar sin decir nada.
¿Los hombres poco jot? A ver si va a ser por eso que me ha bajado la audiencia.

Un abrazote

Anónimo dijo...

Molan mazo, los uzbekos