5 de junio de 2011

Paisaje para una novela 8

Edificio en Miami.
Jugar a ser rico. ¿Por qué no?, es mas divertido que vender aire acondicionado. Además la chica se lo merecía. Y yo también, qué demonios.
(Weekend. Oswaldo Zunzunegui)*

(*) Título y autor fictícios



10 comentarios:

Parmenio dijo...

Y teníamos nuestro Casablanca particular. ¿Por qué no recordar Paris?

Un beso (mitómano)

Alforte dijo...

Otros se dedican a vender humo, mejor tomar el aire este fin de semana.
SmokeGetsInYourEyes Kisses

senses and nonsenses dijo...

la chica se merecía algo mejor.
jugar a ser rico hortera...

Stultifer dijo...

Él también se lo merecía.

calamarin dijo...

Si, juguemos a ser ricas, siempre me ha gustado, de hecho el Monopoli ya de pequeño era de mis juguetes favoritos.

Uno dijo...

PARMENIO, Casablanca nunca puede ser el principio de nada. Casablanca siempre será un bonito final.
(De Paris hablamos otro día que está por ahí Calamarin)

ALFORTE, hay hombres buenos, creeme. Aunque no estoy muy seguro de que se dediquen a las ventas.

SENSES, es cierto pero lo pasó bien. Lo malo es que no pudo contar en la fábrica el lugar tan elegante en que se había alojado aquel weekend.

STULTIFER, su abnegada esposa no pensaba lo mismo.

CALAMARIN, ya te veo comprándote todo el superpolígono ese. Me pido el palmeral. Y el Chrysler building.


BESOS, CHICOS

Argax dijo...

Ah! El descreído Zunzu... Siempre con su obsesión por las mujeres que obligan al hombre a aparentar lo que no son.

Uno dijo...

ARGAX, es una constante en toda su obra si. Oswaldo fué criado por un padre viudo tremendamente misógino.

Un abrazo

pe-jota dijo...

Y por qué tengo la sensación de que es para salir corriendo.....

Uno dijo...

PE-JOTA, ¿Porque tienes buen gusto, quizá?