5 de junio de 2011

Paisaje para una novela 7

Casita del hameau de la reine. Versalles
Nada en el salón de Marie Louise Bachet de Montmorency delataba el desorden que reinaba en su cabeza y en su cama.
(Salope. Marie L. Bourdelle)*

(*) Título y autor fictícios



9 comentarios:

Parmenio dijo...

Su cara ocultaba sus sentimientos tras una fachada de marmol petrea como su chimenea de estilo Luis XVI.

Un beso (para que no pierdas la cabeza)

Alforte dijo...

Pues no era nadie la ínclita Marie Louise, por algo pasó a la historia como la reina del disimulo.
Queenliness Kisses

senses and nonsenses dijo...

todo en ella era una gran máscara.
...pero tenía los mejores sirvientes que ordenaban el salón y su cabeza.

un abrazo.

Laura Uve dijo...

Me he perdido... voy a los siguientes a ver si me encuentroooo...

Besos, niño.

Uno dijo...

PARMENIO, ya veo que esta también la has leido.

ALFORTE, ni te imaginas lo que escondía la de Montmorency debajo del miriñaque

SENSES, en especial un mozo de cuadra que la tenía todo como una patena.

LAURA, hay todo un universo literario que no tiene caseta en la feria de libro. Solo lo encontrarás aquí y en mi deteriorada mente.


ABRAZOS PARA TODOS

Argax dijo...

Y en esa especie de chimenea de mármol escondía los huesos roídos de sus amantes...

Qué bien que hay más escenarios que me van a evocar quien sabe qué!!!

Voy parriba.

Uno dijo...

ARGAX, los habitos sociales solo ocultan la fiera que somos y la de Montmorency hacía un refinadísimo uso de este disfraz.

Voy p´arriba.

pe-jota dijo...

En decoración soy más de tendencias británicas, me gusta cierto desorden que produzca sensación de vida, sino parece un mausoleo.

Uno dijo...

PE-JOTA, espero que tus tendencias británicas no incluyan las moquetas británicas.