18 de julio de 2011

Clochards

Ya tenemos de todo
El domingo me desayuné con un estupendo artículo en El Pais Semanal sobre el libro que escribió Paul Clebert, un clochard de Paris en los años 50, con unas magníficas fotografías de Patrice Molinard. 
Esto me recordó que en mi primera salida de España, bastantes años mas tarde me quedé maravillado del nivelazo de mendigos que gastaban en Paris
Parecían intelectuales que se dedicaban a eso por decisión propia y no por necesidad como nuestros mendigos.
Como yo andaba entonces planteándome el exilio, acabar de clochard en Paris me pareció una alternativa bastante chic.
Un amigo mejicano me dice que el tiene la misma sensación ahora con los mendigos españoles en comparación con los de su país.
Todo llega pero a veces llega tarde. Yo ya no tengo el mas mínimo interés  en ser chic.

20 comentarios:

el Shysh dijo...

Amos venga, que ese clochard lohan puesto ahí los del I-D

Laura Uve dijo...

Menudo vagabundo tan elaborado ehhh... No me creo esa frivolidad en Uno... digo lo de ser chic...

Besitos!!

...Runagay dijo...

Qué misteriosa me resulta tu vida. Tanto como tu forma de escribir. Con lo cotilla que soy yo... :-)

ixilik dijo...

No me importaría pasar con él una noche entre sus cartones, plastificados de raso, con una copita OnSimosn, edición especial

calamarin dijo...

Si ya no nos interesa ser chic (a mí tampoco)...? que clase de mendigos seremos...?

Uno dijo...

SHYSH, hombre de poca fé. A este señor tan guapo me lo he encntrado mas de una vez por Madrid. Ahora que no me extrañaría que venga del mundo de la moda y el diseño que es muy desquiciante. El pobre muy bien del coco no debe andar, estábamos en Cuatro Caminos a 35 grados.

LAURA, para mi que lo sensato es frivolizar de vez en cuando. Relaja y no es tan dificil: cambias "digno" por "chic" y "dispuesto a cualquier cosa por no hacer la mili" por "planteándome el exilio". No das la vara y lo mismo, a alguno, hasta le hace sonreir.
Cuando no eres Victor Hugo, mejor cantas por Jardiel Poncela.

RUNAGAY, por nada del mundo quisiera yo perder ese misterio que emano pero ya que Laura me ha hecho desmontar el tinglado, lee el comentario que le he hecho y me entenderás mejor.

IXILIK, seguro que con ese catering a el tampoco le importaría pasar la noche entre los tuyos.

CALAMARIN, no se si te he contado que de siempre me he fijado mucho en los mendigos porque tengo la sensación de que acabaré siendo uno de ellos.
Seremos mendigos raros que es a los que mas se respeta.


A TODOS UN ABRAZO GRANDE.

Dr. Espinosa dijo...

El tipo de mendigos dice mucho de un país. Y se ha de escoger ser un tirado mejor serlo en un lugar en el que abundan las sobras, desde luego.

Pero no, no interesa ser chic. Porque una vez hecha la foto hay otras 23 horas en las que sentirse miserable. Y creo que eso les pasa a casi todos.

Elena Rius dijo...

Vaya estilazo tu mendigo. Por mis barrrios también ronda alguno que es puro Shakespeare(al menos a mí me recuerda El rey Lear siempre que lo veo).

La Clochard dijo...

El estilo es lo último que se pierde...

Nan de Bil dijo...

Conozco al vagabundo de tu foto, suelo verlo en Bravo Murillo cerca de Quevedo, y me encantan él y su atuendo de retales vaqueros, es lo más cercano a Comme des Garçons que se ha hecho en España, pero creo que no es español, alguna vez me ha pedido un cigarro y tiene acento como de alemán.
Me producen mucha ternura y respeto los vagabundos sean de donde sean!
Un beso again.

SRO dijo...

Ya había oído que la alta costura estaba hecha un asco

Susan lenox dijo...

Me decía un día mi peluquero ( al cual odio, siempre me corta demasiado la melena ) Bonita, no debes de tirar nada de ropa, que luego lo cogen los mendigos, y van super-fassion, que se les confunde
con John Galliano.

Besotes.

fritzio dijo...

pues no se trata de ser chic

sino de estar bien

entre la basura o entre perfumes caros

lo mejor es poder estar a gusto

y no tener que escarbar en las sobras de otros

que no existieran sobras...

senses and nonsenses dijo...

para no tener muy bien el coco, tiene estilo propio y sabe combinar colores.
los mendigos de El Rey pescador hablaban de la Bolsa y la crisis financiera. cada vez habrá más intelectuales y más de todo en las calles.

besos desde mi refugio atómico.

Uno dijo...

DR. ESPINOSA, yo creo que ha hecho usted un diagnóstico muy acertado sobre el chic.
Encantado de verle por aquí.

ELENA, tu siempre tan literaria.

LA CLOCHARD, es un honor contar con la visita de una auténtica clochard en esta entrada. Pero si me lo permites yo diría que el estilo es mas bien lo último que se debe perder, porque algunos lo pierden con una facilidad...

FRITZIO, tienes mucha razón. Otro día hablaré también de eso.

SENSES, ¿qué haces metido en el trastero?. Sal de ahí que, como dices, la calle se está poniendo de lo mas interesante.


UN ABRAZO PARA TODOS

fritzio dijo...

gracias

saludos

pe-jota dijo...

Hasta la propia palabra posee glamour.

Uno dijo...

PE-JOTA, si, hay que tener cuidado con el francés que engaña mucho.

Un abrazo

fritzio dijo...

lo dijo Henry Higgins alguna vez: the french don't know what they say as long as they pronunce it properly...

Uno dijo...

Qué gran verdad fritzio, esa me la apunto