15 de julio de 2011

Establecimientos y tiendas


Antes un comerciante se establecía, hoy pone una tienda.
Establecerse es fijar residencia. Se abría un establecimiento con planes de permanencia. Por eso se cuidaba el aspecto, el género, la atención. Y el detalle.
Una tienda es un lugar donde quedarse provisionalmente. Una noche de acampada, un mes en la Puerta del sol o como mucho, entre algunos pueblos nómadas, una estación entera. Teniendo en cuenta lo que van a durar, tampoco hay que esmerarse mucho.
Quizá por eso las tiendas de hoy nunca tienen personal fijo porque tampoco es muy probable que tengan nunca una clietela habitual. ¿Y por qué van a tenerla si tampoco su tienda se diferencia tanto de las otras? El negocio, si llega a serlo, suele durar lo que dura la novedad.
Pero yo no creo que el público cambie de tienda debido a su naturaleza caprichosa y nómada, mas bien creo que anda buscando un establecimiento.

9 comentarios:

pe-jota dijo...

Gran verdad dices!!!!, cuando uno mira atrás,ve que ha ganado algunas cosas, algunas tremendamente importantes, pero calidad de vida, eso es otra cosa, y la calidad de vida es la suma de muchas pequeñas cosas.

el Shysh dijo...

A mi no me salen las cuentas.
Cómo coñe va a ser igual 32 fiambres que dos licores? Con los unos los forenses van a tener un montonazo de trabajo.
Con los otros van a tener que dejar de trabajar.

Ahora se abre un negocio a ver si suena la flauta y en dos años nos forramos o podemos vender la franquicia. Y los que atienden a la clientela pasan del negocio como de pisar una mina antipersona. Y por 640 euros/mes quien se va a esmerar ni siquiera en ser atento?

Laura Uve dijo...

Interesante reflexión sobre la palabra "establecerse". Hacía tanto que no la oía que casi había olvidado su significado aplicado a un comerciante. Hoy, los comercios suelen ser fugaces, l@s dependient@s, son meros colocadores de productos en los estantes, si buscas algo lo has de encontrar tú mismo revolviendo los estantes con lo que acaban tan caóticos que siempre hay alguien detrás colocando bien el producto.

He de reconocer que a mi me agobia mucho un dependiente solícito, pero..., ni tanto ni tan calvo.

¿Es un modelo de cartel estándard?

Un abrazo, gran observador!!

Joaquinitopez dijo...

Cuanta razón, pero parece que a esa provisionalidad continua es a lo que tiende la vida: comercios provisionales, tecnólogía provisional para obligar a la compra continua, pareja provisional, lo único que no cambian son los que ganan con esa provisionalidad que vienen a ser los de siempre.
Uno, o sea yo, no tú, bueno supongo que tú también pero como tu eres Uno y yo soy uno me lío. Vamos que uno se pone lírico cuando ve un comercio que dice aquello de casa fundada en 1850 y todavía más cuando ve la vocación de permanencia cuando dice casa fundada en 1995.
Un abrazo.

SRO dijo...

en mi opinión, la diferencia entre indignad@s y nómadas o montañistas
es que éstos se adaptan al terreno y las estaciones, que a su vez les
impiden establecerse, y aquell@s lo que no querían era establecerse
porque no se fían del stablishment dicen, pero de hecho son anti-establecimientos y son la expresión de lo que va pasando hoy en día: nadie quiere un matrimono para toda la vida, nadie quiere montar un establecimiento de esos ni siquiera heredarlo o sí quiere heredarlo pero para venderlo. Pringad@ quien se establezca!

Y esos rótulos tuyos flotan sobre el tema de la manera más sugerente

Uno dijo...

PE-JOTA, se confunde la calidad de vida con el consumo.

EL SHYSH, yo lo que quería era colgar estas fotos y, creeme, pensé en hacer un microrelato policiaco con los 32 fiambres pero luego me cabrearon en una tienda y me salió esto.

LAURA, como dices: ni tanto ni tan calvo. Entre el dependiente demasiado solícito y el camarero que no sabe lo que cuesta un café (prueba, casi ninguno lo sabe) hay un punto deseable que ha desaparecido practicamente.

JOAQUINITOPEZ, usar y tirar: lo mismo para la pareja que para el bar que para el empleado. Así nos va.

SRO,cuando yo era un junior que intentaba hacerse una vida profesional, picoteé mucho cambiando de ocupación, empresa y pais. Yo creo que hice muy bien a esa edad y que aprendí mucho y demostré inquietudes pero en realidad tuve que parar porque en las empresas me miraban con desconfianza. Hoy los jóvenes o se mueven o los mueven.

A TODOS UN FUERTE ABRAZO

Ronronia Adramelek dijo...

¿2 vinos y 2 licores = 32 fiambres? Si es que hay gente que no sabe beber y le da un torzón a nada que prueba el jarro.

senses and nonsenses dijo...

los únicos establecimientos que me quedaban eran un par de bares. desde la ley del tabaco, ni eso.
yo que siempre he querido establecerme, pero nunca he encontrado dónde...

un abrazo.

Uno dijo...

RONRONIA, si 32 fiambres para 2 vinos y 2 licores, qué pasa. Es que en Madrid somos muy generosos con las tapas.

SENSES, eso decís todos los nómadas.

DOS ABRAZOS