2 de noviembre de 2013

Las fuentes


Hay que ir a ellas.
Una de mis fuentes principales son los recuerdos de infancia repletos de imágenes, de señales que me anunciaban lo que se me venía encima.
Bajo la casa de mis padres había una fuente como esta. Nada extraordinario, en Madrid las había por todas partes.  En aquella fuente paraba todo tipo de personas, lo que convertía nuestro balcón en un estupendo observatorio de tipos humanos.
Si desde la salita yo oía el berrido de la taberna: ¡¡Eeeeeeeeeeeeah!!!... Eso significaba que quien estaba bebiendo de la fuente era una chica (obsérvese la postura a que la fuente obliga). Si oía el ruido del grifo y no le acompañaba el berrido, salía al balcón y no fallaba: era un chico.

16 comentarios:

carlos dijo...

La fuente un sitio tan especial. De castigo cuando te enviaban a rellenar el botijo entre advertencias. Pero enjuagale bien. Para quedar con los amigos. Echar batallas de agua en el verano. Lavar heridas y raspaduras y huir de los vecinos airados. Incluso dotado de una negra leyenda, según la cual una vez broto una víbora por el grifo.

Joaquinitopez dijo...

Célebres fuentes del barrio la de la Calle Avila y la de Juan de Olías ¿No?
La de matrimonios que se han gestado con las mozas luciendo palmito con el botijo ante los verracos al acecho.
Un abrazo

Florestán dijo...

Y por qué la mayoría de las fuentes están a una altura, digamos ...poco apropiada para su función???

Como no sea para provocar esta,sin duda, fenomenal perspectiva......

Besos

djordi dijo...

oh, volver a tu blog es como volver a casa!
qué post más bello, uno!

Alforte dijo...

Parece que por su disposición las fuentes solo fuera para uso exclusivo de la infancia, en los patios de recreo nunca falta una, pero cuando las ganas aprietan ya vemos el espectáculo que pueden llegar a ofrecernos.
Besos

Laura Uve dijo...

Jajajaja, vaya vaya, que sistema de alerta tan sofisticado.

El agua de las fuentes siempre es un bálsamo, sobre todo en verano. Aunque aquí ya sabes lo mala que es.

Un abrazo!!

Melvin dijo...

Siempre tan sugerente lo de beber de las fuentes... Un aprendizaje sobre todo sí eres una especie de patán incapaz de apretar el botón sin crear una catástrofe... Besotes.

...Runagay dijo...

Pues el de la foto está para berrear. Y para más cosas.

Marilia dijo...

Jajaja, qué bueno! Y qué brutos!

Confieso que yo nunca he sabido cómo colocarme para beber de una fuente, era consciente que no prima la elegancia en la postura y acababa haciendo cosas raras con tal de no llamar la atención. Lo cual me estás ratificando ahora, que no soy una paranoica... :P

Uno dijo...

CARLOS, no se me ocurre mejor descripción de todo lo que aquellas fuentes representaban en los barrios.

JOAQUINITO, bebemos de las mismas fuentes.

FLORESTÁN, el diseño popular carece de marketing pero le sobra sabiduría.

DJORDI, qué cosas mas bonitas me dices, tienes que venir mas a menudo.

ALFORTE, cuando las ganas aprietan uno ya ni mira. O se pone a mirar a las fuentes.

LAURA, todo esto de la electrónica se ha hecho para cobrar. Los sistemas de alarma nunca faltaron. Como lo del agua, que nos han quitado las fuentes para que tengamos que pagar por beber. Y por ahí el aire es mas limpio que aquí pronto nos cobrarán por respirar.

MELVIN, adivino que no brillabas en la escena de la fuente. Todos arrastramos algún trauma infantil.

RUNAGAY, y yo que no me había fijado...

MARILIA, ninguna paranoia. Bien es verdad que normalmente la cosa no iba mas allá del berrido, el piropo o, a veces, la grosería. Los berreantes contaban con que las chicas se iban a cortar pero cuando no era así y les plantaban cara no sabían reaccionar.



ABRAZOS PARA TODOS

el Shysh dijo...

Berrea berrea pum pum y el niño se pasaba el rato ene el balcón

senses and nonsenses dijo...

siempre condenados al silencio y el disimulo...
hasta que no pudimos permanecer callados por más tiempo: ¡Vaya culo!

Uno dijo...

SHIS, el niño salió curioso, si. Y muy notario. He puesto notario pero notorio también, si.

SENSES, ¿te imaginas a ese niño gritando vaya culo desde el balcón? Me hubieran trepanado algo.


DOS ABRAZOTES

Stultifer dijo...

Dar de beber al sediento y posada al peregrino...

Uno dijo...

STULTIFER, yo le daría posada al sediento y de beber al peregrino.

Javier Arnott Álvarez dijo...

Toda una inspiración !!!