7 de abril de 2014

Hay Esperanza

Este madrileño nunca aparcó en el carril bus de la plaza del Callao.
Quizá fuera mas correcto decir que nunca tuvo los santos cojones de hacer una cosa así.



Esta conductora madrileña nunca fue multada por su condición de mujer.
Ninguno de esos agentes de movilidad conocidos por su machismo en todo el mundo la tomó con ella.



Esta otra madrileña, multada como el que mas, nunca arremetió contra la moto del poli que la empapelaba.
Ni siquiera le arañó un poquito la carrocería con la llave.
 

Este madrileño nunca se da a la fuga cuando un poli le pide que se identifique.  
Es mas, a alguno le ha dado su numero de teléfono sin que se lo pidiera ni nada.


Este madrileño recurre las multas en ventanilla 
No manda a la Guardia Civil a discutir el precio.





 
Muchos otros madrileños como estos saben reconocer sus errores.
E incluso disculparse. Hay Esperanza.





18 comentarios:

Marián dijo...

¡Ay! ¡Ay! Esperanza...
Si es que una cosa es predicar y otra dar trigo....y yo estoy hasta los mismísomos ovarios de que "cuanto más revolucionarios son vuestros discursos, más conservadores sois".

Gastar más la decencia y menos las palabras que queremos oír.

Saludos.

Florestán dijo...

Genial entrada, Uno
Esta derechona y otras.....cada día se les ve más el plumero
No puedo entender que alguien les pueda votar.....o sí.....

Besos del Florestán

Florestán dijo...

Genial entrada, Uno
Esta derechona y otras.....cada día se les ve más el plumero
No puedo entender que alguien les pueda votar.....o sí.....

Besos del Florestán

U-topia dijo...

Necesito pensar que la hay porque la Doña desmiente que aquí algo haya cambiado.

Muy buenas fotos que fluyen entre tus claras palabras.

Un abrazo!!

Joaquinitopez dijo...

Es que lo que hacen los madrileños es propio de humanos, no de alimañas.
Un abrazo

Stultifer dijo...

El problema no es la Esperanza. es la prepotencia

Uno dijo...

MARIÁN, bienvenida, me alegro de verte por aquí.

FLORESTÁN, gracias. La Espe mentir, miente pero no se puede decir que engañe a nadie.

U-TOPÍA, gracias. Tu que eres la experta, sabrás que se avanza pero muy, muy despacito.

JOAQUINITO, me alegro de que su soberbia destape la miseria que oculta bajo el tinte. A ver si la van conociendo. Aunque no es la primera vez que da el cante y ahí sigue.

STULTIFER, eso y el clasismo, la hipocresía...la mala leche.


ABRAZOS PARA TODOS

loquemeahorro dijo...

Y al que lleva el jersey en el hombro lo conozco yo, y cuando la policía le dice que se quede en un sitio, no se va a su casa y dice "bueno, ya saben dónde vivo ¿eh?".

calamarin dijo...

Pues yo la verdad no entiendo tanto revuelo por estos hechos, si se repasa la carrera politica de este enjendro de mujer se podra comprobar que hay barbaridades mucho mayores cometidas por Esperanzita... Que rapido se nos olvida todo en este pais.

Ronronia Adramelek dijo...

La impunidad, es el problema. Lo que hizo esta señora a cualquier otro le habría llevado a comisaría en ese mismo momento. Luego iría a juicio y le pedirían desde una buena multa a cuatro años, según la apreciación del juez y, seguramente, por desgracia, la pinta del acusado.

Ninguno dudamos que la marquesa se va a salir de rositas ¿verdad?, como todos los demás.

carlos dijo...

En esta ocasión has colocado el listón tan alto que las excelentes imágenes que acompañan al texto, encogen ante la osadia y la mordaz inteligencia del autor. Enhorabuena. La del ciclista insuperable.

Moisés dijo...

Es un caso más del tan español "Usted no sabe con quién está hablando". Ahora le ha dado por decir que es sólo una sexagenaria. Ahora resulta que Aguirre es la abuelita Paz. A mí desde luego me llama la atención tanto cinismo encerrado en una sola persona.

En cualquier caso, la ampara sus galones como lideresa multivotada... Me da a mí que si se presenta a cualquier cosa sigue siendo elegida...

Un abrazo.

Uno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Uno dijo...

LOQUE, me alegro de que le conozcas que luego creen que me lo invento todo.

RONRONIA, he oido decir a un tertuliano amigo de Esperanza que cómo la pueden tratar así. A ella, que ni es drogadicta ni travelo ni nada...
¿Una marquesona al trullo?

CALAMARIN, no se olvida pero sigue escandalizando la desfachatez y la mentira. Afortunadamente, porque el día que no escandalicen...

CARLOS, muchas gracias, hombre.
Imagino que te refieres al de la 5ª foto. No es un ciclista, está sentado en una barandilla.

MOISÉS, "ested no sabe con quien está hablando", efectivamente. Creí de verdad que ya lo habíamos superado.


ABRAZOS PARA TODOS

carlos dijo...

Era una arriegada apuesta la mía, pero al final su postura muestra que permanece sentado tan a gusto, y ralajado, sobre unos metálicos tubos. ¿Soñaría quizás con la mirada perdida en recorrer todo el mundo agitando pedales?

Melvin dijo...

La anécdota graciosa y morbosa adopta una relevancia brutal cuando la fantochada es ejecutada por quien nos moraliza y alecciona constantemente... Pobres de nosotros!!! Ya te lo digo... No hay mucha esperanza... Besotes.

Uno dijo...

MELVIN, quiero creer que como esa Esperanza no hay muchas y que de la buena algo queda.

Un abrazote.

Javier Arnott Álvarez dijo...

Siempre hay de todo en todas partes, hasta los que debiendo dar ejemplo lo dan a su manera, lo cual no quiere decir que sea la correcta.