26 de noviembre de 2014

Paisaje para una novela 62

Autobús en Monte Pío, México
El camión de la escuelita era el único reloj que funcionaba en mi pueblo. Indalecio lo estacionaba cada mañana puntualmente frente al tinglado de Rosita en el minuto exacto en que la morena se disponía a bañarse bajo la regadera.

(Bus padre. Hillary Reagan)*

*Título y autor ficticios.



6 comentarios:

loquemeahorro dijo...

Indalecio, Indalecio...

Por lo que se ve, Rosita es la que era kantiana ¿no?

Justo dijo...

¡¡Hillary Reagan!!

Melvin dijo...

Es lo que tiene llamarse Reagan... Te da por regarte en los lugares más insospechados. Y si te observa un camionero... Pues mejor que mejor. Besotes muchos.

Uno dijo...

LOQUE, csntinera no kantiana, Rosita era cantinera que tu has oido campanas y no sabes donde.

JUSTO, si ella. A mi también me encanta su obra.

MELVIN, Los mexicanos llaman camiones a los autobuses que no suelen tener conductores con tanto tirón pero ¿tu crees de verdad que es autobiográfica?


ABRAZOS PARA TODOS

laesti dijo...

¡Quiero leer esta novela!
No sé si me gusta más que la autora sea una nieta de Reagan o que el libro se titule "Bus padre".

Uno dijo...

LAESTI, Hillary estaría encantada con tu comentario, muchas gracias en su nombre. Es hija de un primo de Reagan.
Un abrazo