11 de febrero de 2015

Señora con abrigo de pieles


Especie en extinción
Dame la bestia, me dijo aquella anciana del avión cuyo abrigo de pieles me impedía sacar mi bolso del portaequipajes. Acto seguido se lo echó sobre los hombros a lo gran diva y posó para mi, esperando que yo solito concluyera: la bella y la bestia.
Siempre la recuerdo cuando me cruzo con alguna anciana que lleva su abrigo de pieles sin complejos o quizá ignorante de que ya no está bien visto. O, lo que es peor, sin saber que puede cruzarse con Brigitte Bardot y tener un disgusto. Sola ante el peligro.



13 comentarios:

U-topia dijo...

No sé si está tan en extinción, el fin de semana pasado he visto unos cuantos por Zaragoza (visones), pero sí es cierto que de divas nada de nada.

Abrazos!!

carlos dijo...

Entre el abrazo natural de pelo de marta, se siente protegida del catarro, y a lo mejor de su fría soledad, por la envoltura de un totémico animal. ¿Único retrato para dos victimas distintas? Un abrazo.

Lola Mariné dijo...

La verdad es que cada vez que me cruzo con alguna de estas me dan ganas de tirarle algo encima...

Calamarin dijo...

Yo las adoro (a todas las que son ancianas)... Muchas no son conscientes del genocidio que llevan encima, para ellas simplemente es el trofeo de buena esposa (o buena querida).

Joaquinitopez dijo...

De ignorantes nada y si la piel fuera de cuñada, más la lucirían. Por otro lado no creo que estén en extinción. No os habéis dado cuenta de que hace treinta años pensabamos que las viejucas enlutadas con el moño en la coronilla, estaban viviendo su última generación: pues ahí las tenéis, que los lutos iban desapareciendo, pues ahi los tenéis vivos como cucarachas. Eso en broma, en serio, cualquier objeto que suponga poder adquisitivo nunca desaparecera del vestuario de una mujer. Y si es de piel de cuñada, ya ni os cuento.

Uno dijo...

U-TOPIA, he leido en algún sitio que donde sigue habiendo mas pieles no es en los paises mas fríos sino en el sur de Europa. Tiene que ver sin duda con el desarollo y la mentalidad de la mujer.

CARLOS, has hecho de mi foto un poema, gracias.

LOLA, solas ante el peligro, ya lo he dicho. BB no está sola en la lucha.

CALAMARIN, creo que tienes razón y que no se puede pedir peras al olmo viejo.

JOAQUINITO, yo creo que la piel de cuñada está fuera de las reclamaciones contra el maltrato a los animales.

UN ABRAZO PARA TODOS

Moisés dijo...

Pues no te lo vas a creer pero estas señoras envisonadas es de lo que me llamaba más la atención en los look urbanos cuando hice mis primeras incursiones en el norte de España. Tan dignas ellas, tan señoronas...

Un abrazo.

laesti dijo...

QUé repeluco me dan los abrigos de pieles... Aunque esa señora, así vista de lejos me ha recordado a una que, seguro, tiene un montón de visones en el armario... ¡¡¡¡Rosalía Iglesias!!!! La señora de Bárcenas tiene todo lo necesario para ser una dama de Serrano: perlas, rubio teñido y pieles.

Uno dijo...

MOISÉS, aunque nos parezca mentira aún hay muchas señoras, y no tan viejas, para las que un vison o una marta son un abrigo y ni por un segundo se plantean que es un animal. Incluso las hay que tampoco se plantean como consiguió su marido la pasta para comprarlo. Mira Cristina.

LAESTI, las señoras de Serrano por matrimonio son las peores porque tienen que seguir el ritual al pié de la letra no sea que se las vea el pelo de Astorga. Si no recuerdo mal, Rosalía trabajó en una peletería.
Se ve que hay poca conciencia social respecto al genocidio animal porque los políticos no le hacen ascos a la peletería precisamente. Nelsy Chelala, nombre glorioso donde los haya y peletera de postín se casó con el psoista J.Mª Mohedano y La Benaroch es intima de Gonzalez y otros espíritus libres de la izquierda.


ABRAZOS PARA LOS DOS

loquemeahorro dijo...

Para muchas sigue siendo señal de que han triunfado en la vida. Y el complemento ideal para ir de tiros largos.

El año pasado fui a un concierto de Navidad en el auditorio donde había una concentración de animales muertos realmente alarmante.

pd. La bestia, jijiji

Melvin dijo...

Yo siempre que veo a una mujer con pellejos, pienso en un cuento de Andersen y en ella protagonizando un macabro relato donde el abrigo se transforma en su propia piel humana y lo lleva puesto una gineta... Por qué será???? Jajajaja... Besotes

Uno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Uno dijo...

LOQUE, me parece muy interesante el dato que aportas sobre la relacción melomanía/peletería. Creo que este hallazgo podría revolucionar el marketing de la piel.

MELVIN, Andersen, Abba... hay que ser muy escandinavo para idear cosas tan siniestras.

ABRAZOS PARA LOS DOS