6 de mayo de 2015

15 años juntos



Y sin sexo. O casi.
Tengo con mi coche una de las relaciones mas largas de mi vida. Hace 15 años que lo conduzco y lo he celebrado tirándome con él a la carretera como tantas otras veces.
Este es mi coche. Los que dicen que está viejo no lo conocen.

En las fotos, Embalse del Guadalén.

9 comentarios:

Florestán dijo...

Felicidades.... a los dos.

Un beso....éste solo para tí...del Florestán

U-topia dijo...

Si tú dices que no esta viejo, no lo está, eso seguro. Luce precioso con ese entorno que le has buscado.

Conozco a una persona que tiene un cariño por los coches que no veas (y tiene alguno de más edad).

Abrazos!!

carlos dijo...

Quince años para un aparato con alma de acero, no es tiempo, será un fiel compañero muchos más. Apenas le alcanzan los primeros trinos de la adolescencia. Un abrazo y a disfrutar de la carretera.

Mr. Cal dijo...

Algunas personas no lo entienden, pero a las cosas que nos hacen la vida mejor también se les coge cariño. Mi coche es un poco más joven que el tuyo, pero lo quiero muchísimo, juntos hemos recorrido muchos kilómetros (dos en la carretera). Tengo una amiga que ha tenido que jubilar el suyo por uno nuevo y me contaba que se le caían las lagrimas el día que lo tuvo que abandonar...

Uno dijo...

FLORESTAN, muchas gracias. El no está para besos (es un poco guarro)

U-TOPIA,
Yo no se si les quiero tanto. Me he dado cuenta por ejemplo que no tengo ninguna foto de los coches que he conducido antes que este.
Disfruto, eso si, mucho de la carretera.

CARLOS, uso muy poco el coche en ciudad, por no decir nada. En realidad, para 15 años, hemos hecho pocos kilómetros.

MR. CAL, tengo un recuerdo estupendo del primero por lo que significó a esa edad (como el primer amor)y la libertad que me dió y luego de uno muy molón (de empresa) que consiguió que me piropearan en público: pedazo Corrado tienes, cabrón, me dijo un maromazo. ¿Cómo no les vas a querer?


ABRAZOS PARA TODOS

deWitt dijo...

No entiendo esa necesidad enfermiza de cambiar los coches cuando están viejos. El mío tiene la friolera de 19 años y ahí sigue. Ya sabes que a mí las viejas glorias me ponen ;-)

Uno dijo...

deWITT, lo malo es que no se cambian porque estén viejos sino porque tienen x años. Con el agravante de que los coches, a diferencia de las personas, aunque aparente menos no pueden mentir.

Un abrazo

Moisés dijo...

Que no es una camisa de Zara, que la tiras y a por otra. También apuesto por esos amores duraderos con el coche. Yo al mío le hablo, venga, bonito, tú puedes... Por cierto, preciosas las fotos, ya veo que las orillas del embalse no tienen que envidiarle nada a la Toscana.

Muchos besos

Uno dijo...

MOISÉS, Este paisaje fué una de esas sorpresas que te da la carretera cuando vas sin prisa. Camino de Úbeda.
Un abrazo