10 de mayo de 2015

En otros lugares de La Mancha


Cielos
Viendo estos de la Mancha, pensé que los cielos con sus formas cambiantes, ahora idílicas, ahora amenazadoras, han sido una coartada esencial en el fundamento de las religiones (apunta esto por favor que luego se me olvida). Yo, sin ir mas lejos, ante este cielo manchego enmarcando la pirámide de paja, me arrodillé y pedí perdón por si acaso.







4 comentarios:

Moisés dijo...

Me ha gustado esa pirámide, tan solitaria y a la vez tan icónica. El cielo sigue siendo un misterio, es muy fotogénico la verdad y ese azul atrapa. Me gusta el juego de simetrías que logras, con los cultivos. Hipnótico. Buen reportaje manchego.

Un abrazo.

carlos dijo...

Parece que resulta imposible encontrar el horizonte donde se unen cielo y tierra. Si puedo elegir me quedo con las lineas de vides. Un abrazo.

laesti dijo...

Cada vez que veo un cielo bonito, pieso: qué velazqueño todo.

Y, puestos a elegir uno, mi favorito es el segoviano.

Uno dijo...

MOISÉS, gracias. Los cielos son muy agradecidos por lo cual estoy muy agradecido al cielo que se suele decir en la parroquia.

CARLOS, es que donde esté un buen vino...

ESTI, Segovia me ha proporcionado maravillosos anocheceres. Sobre todo de esos en que vas conduciendo y el sol te da en los ojos te pongas como te pongas.


ABRAZOS PARA TODOS