9 de diciembre de 2015

Bocata di cardinale


Las penas con pan.
Cuántas magníficas comidas hubiera yo cambiado, de haber podido, por un bocata en soledad. El compromiso arruina cualquier manjar. Clientes y cuñados amargan un dulce. Del mismo modo una buena compañía puede hacer de cualquier comida una delicia.
Pues eso, que vienen comidas y cenas, llega la Navidad.

7 comentarios:

Moisés dijo...

Haces bien, la temporada de comidas-cenas incómodas está al caer... Yo siempre me he tomado eso con humor, si no te gusta la compañía, concéntrate en la comida y disfruta y tómate alguna copa más para soportar lo que te cuenta el listillo de tu compañero de trabajo o el pedante de tu cuñado. Relaxxxx, es navidad!

Un abrazo.

carlos dijo...

No están entre mis fechas más felices, por cuanto implica compromisos, visiteos, correspondencias, preparativos, más cocineos y además visitas a gallineros ajenos. Además como no bebo nada que contenga alcohol, no tengo esa escapatoria. Un abrazo.

Estibaliz Burgaleta dijo...

Totalmente de acuerdo, Uno. Cuántas comidas deliciosas (y pantagruélicas) cambiaríamos todos por un bocata en soledad, sin familiares discutiendo por la política o sin conocidos hablando a gritos del fútbol.

Uno dijo...

MOISÉS, sabia decisión la de lanzarse al copazo.

CARLOS, ¡Navidad sin alchol! No se mucho de catolicismos pero seguro que ese martirio te lleva directamente a la gloria.

ESTÍBALIZ, hubo un tiempo en que tenía muchos compromisos de comilonas profesionales y calculaba mentalmente cuanto estaría dispuesto a pagar por no ir a la comida de turno. He llegado a pagar un millon de pelas.


ABRAZOS PARA TODOS

Mr. Cal dijo...

A mí me encanta comer solo en mi casa, sin embargo soy incapaz de hacerlo en un restaurante, como otras personas que lo hacen con total naturalidad.

U-topia dijo...

Las he reducido al mínimo en mi modo más asocial. Paso de lo que pueda pensar casi cualquiera, voy camino de ser una misántropa.

Abrazos!!

Uno dijo...

CAL, te comprendo. Si voy solo a un restaurante como leyendo o escribiendo o, si es posible, en la barra.

U-TOPIA, creo que con el tiempo todos aprendemos a esquivar mejor los compromisos. Pa misántropo yo.


ABRAZOS PARA LOS DOS