6 de junio de 2016

Lectores y lectoras, ciudadanos todos.


La Feria del Libro
No hay demasiada gente a esas horas de la mañana. Muchos colegios, eso si.
Los autores que firman en ese momento son para mi desconocidos. Tampoco se quién es ese famoso escritor que lee por la megafonía un relato sobre su amor por los libros desde la infancia.
De repente veo correr a una niña de unos 10 años que muy excitada grita a sus compañeras: ¡Le he tocado, le he tocado!
Se refiere a Albert Rivera. Un mocoso se acerca a las niñas presumiendo de haberle dejado clarito al catalán que yo soy de Podemos.
Me apresuro a comprar mis libros y huyo. ¿De qué me sirve no poner la tele?






4 comentarios:

Mr. Cal dijo...

Estupendas todas las fotos... Menos la del ciudadano Rivera que cada vez tiene menos pelo y está más gordo, eso le pasa por meterse en política.

carlos dijo...

La respuesta a esa cuestión está a la vista de todos lo que admiramos tus fotos. Además que le tele atonta, leñe. Un abrazo

Uno dijo...

CAL, gracias. Yo iba para primer ministro pero en vista de lo que ataca al cutis abandoné la idea.

CARLOS, me preocupa el futuro de esas criaturas que en el año de Cervantes se dejan deslumbrar por Rivera.

ABRAZOS PARA LOS DOS

Moisés dijo...

Mi preferida es la de esa dulce parejita lectora con el libro Quiérete mucho, maricón en medio de sus cabezas. Me encanta que la feria del libro esté concurrida, sea la feria de la vanidades o el coño de la Bernarda (como quieras), porque aunque no sea verdad, a muchos les interesan los libros durante unos días.

Un abrazo.

PD: Como arabófilo, te aconsejo el puesto de la librería de Casa Árabe, que siempre tiene cosas muy interesantes.