1 de junio de 2016

¿Quién maneja mi barca?


¿Quién?
La mañana era hermosa, soleada. Me extrañó que no lloviera como manda la tradición durante la Feria.
Junto al Ángel caído, fornidos deportistas se machacaban. En las praderas, turistas mochileros tomaban el sol en gayumbos. Por todas partes, todos se besaban. Y así, llegué al estanque. ¿Pero tu no ibas a la Feria del Libro?



5 comentarios:

carlos dijo...

¡¡Hala cuanta gente guapa y fornida demostrando su pericia marinera!!
Me acuerdo de aquella sintonía:
Pasamos muy buenos ratos,
echando pan a los patos.
¿Con parques así quién necesita tantas ferias? Un abrazo

Moisés dijo...

Nunca entendí la gracia de montarse en una barca en el Retiro, debe ser que no estoy tan desarrollado muscularmente. Pero sigue siendo muy popular por lo que veo...

Un abrazo.

Mr. Cal dijo...

Pues que lleven cuidado de no caer al agua, a esos peces que ahí viven les he visto comer trozos de hamburguesas y demás barbaridades, seguro que no van a despreciar un buen músculo...

Uno dijo...

CARLOS, mas que pericia marinera lo que enseñan son los pectorales. Es lo que tiene el sol que anima mucho.

MOISÉS, eso es porque tienes mar. Recuerdo de niño subir con mis padres en "la motora", un barquito que daba la vuelta al estanque con mucha ilusión. También tengo una foto de adolescente con dos compañeros del colegio en una barca. Seguramente habríamos hecho pellas. Niños, fugitivos y turistas deben ser los marineros del estanque.

CAL, esas carpas mutantes son una especie autóctona madrileña.
No me quedé mucho porque como verás allí estaba todo el pescado vendido.

ABRAZOS PARA TODOS

Joaquinitopez dijo...

Para quienes estamos sin pareja desde siempre esas parejas son como un desgarro en el alma, perdón.