11 de agosto de 2017

No es Desembarco del Rey



Avila
Llegué al caer la tarde y disparé sin gran tino. No se puede ir con prisas. Fíjate que yo, que a penas ceno, me zampé unas patatas revolconas con torreznos. Era esa noche o nunca.
El turismo no me pareció excesivo, quizá por la hora. Quizá porque aquel ni el polvo de Teresa de Avila dejando la ciudad no ha ayudado mucho a su promoción turística.
Fue una bonita noche: vi la luna, vi bailar en la Plaza Mayor y, mas que a Teresa, creí ver por las almenas a Daenerys de la Tormenta.

6 comentarios:

Mr. Cal dijo...

Pues fíjate que yo más que a "la madre de dragones" a la que veo por esas calles frías y empedradas es a Arya, esa pequeña pero gran asesina en serie, matando sin piedad a todo bicho viviente... Por cierto creo que el brazo de S. Teresa lo mantienen incorrupto, o son imaginaciones mías...

carlos dijo...

Gracias por la visita, que a la plaza Mayor se le diga el mercado chico, a la de santa teresa, el mercado grande, dice mucho de la vocación comercial de la ciudad. Con las revolconas y el tinto, nos entra somnolencia después de la cena y nadie sale de noche. Un abrazo.

carlos dijo...

Por cierto la foto del arco me ha encantado.

Uno dijo...

CAL, todo lo que sabes de asesinas en serie (de tv), lo ignoras del santoral. El brazo de Teresa se mantiene incorrupto de milagro, por deseo divino y no por la acción del hombre. Repásate el catecismo o algún salmo de esos.

CARLOS, gracias a ti. Salí de Avila con la determinación de volver mas a menudo que ultimamente estoy muy enganchado con Segovia.

ABRAZOS PARA LOS DOS

loquemeahorro dijo...

Pues para disparar sin tino... y sí que lo veo yo muy de que llega el invierno.

Lema este que también podría ser el de Ávila, que pasa unos inviernos que ni los Stark soportarían.

Uno dijo...

LOQUE, los hombres del tiempo y su santa patrona saliendo cabreada y por patas de Avila pesan mucho en nuestro subsconciente y no vamos a visitar la ciudad tanto como merece. Hay que darle la vuelta y hacer del frío un atractivo. Un poster con John Snow comiendo chuletón haría de Avila la Invernalia castellana.