30 de marzo de 2018

Madrid Pasion Week

Me ha faltado devoción
Salía del cine cuando, al doblar por la calle Atocha, me he encontrado con los preparativos de una procesión en la Iglesia de Santa Cruz. Me ha faltado devoción para quedarme pero también me ha faltado tiempo para inmortalizar con mi móvil la mayor aportación madrileña al procesionismo.
Madrid busca su USP (Unique Selling Proposition) para competir con las grandes capitales de la procesión españolas y parece que lo ha encontrado. Que tiemble Zamora. Que se preparen las ciudades andaluzas. Presentamos la expendedora de cirios. Supéralo, Valladolid.


5 comentarios:

U-topia dijo...

Huyo de las procesiones como si habitase en ellas el diablo (jajaja). No me gustan nada, este año no he visto ni una.

Buenas fotos, como siempre (y eso que te falta la devoción).

Un abrazo.

Mr. Cal dijo...

Esa señora con minifalda, botas y ese par de muslos... eso si que es toda una procesion.

Uno dijo...

U-TOPÍA, muchas gracias. He leido en algún sitio el testimonio de tres jovenes ateos (una chica entre ellos) que explicaban qué les llevaba año tras año a ser costaleros en las procesiones. O sea, que ten cuidado.

CAL, para procesión la madre costalera que carga con esa criatura casi de su tamaño.

QUE EL SEÑOR ESTÉ CON VOSOTROS.

El Deme dijo...

Las procesiones no me gustan, por el mensaje apocalíptico que tienen. Prefiero la naturaleza: los pájaros, los ríos, los árboles y eso.
Aunque si tengo que ver alguna procesión me fijo en las cornetas y tambores y en el entusiasmo de los demás, que lo respeto.

Uno dijo...

DEME, yo me fijo mas en todo lo que tiene que ver con el peplum. Es lo que tiene haber vivido la sesión contínua.