18 de junio de 2018

Pueblos de Madrid


 
Torrejón de Ardoz
No había vuelto a Torrejón desde que fui a comprar unos Levi´s a uno de la Base americana que hacía su agosto con las carencias de los jóvenes madrileños en el pleistoceno.
Bonito no, pero era un pueblo castellano con un no se qué de Minnesota que tenía su gracia. Ahora es un barrio que quiere ser un pueblo que quiere ser una ciudad.
Se han hecho, por ejemplo una plaza mayor porticada que tu me dirás que falta hacía. Sin embargo, muy cerca, en la Plaza Centro hay un gran edificio que si me resultó interesante. Se lo reparten la policía y un supergimnasio. Seguro que tienen el mejor cuerpo de policía del Corredor del Henares.
La plaza está decorada con pinturas estupendas de Manuel Ojeda, uno de los muralistas locales. Nada que ver con sus murales de la avenida de la Constitución: una intervención en las fachadas de viejos bloques feísimos del barrio de San José que no obstante es muy eficaz y es quizá lo mas memorable de la ciudad.
Estando en Torrejón, vino a mi memoria Josele, uno que conocí en Sevilla. Después de extenderme largo y tendido sobre lo bonita que es su Sevilla, me respondió tajante: Pues yo he vivido dos años en Madrid y no me gusta nada.
Seguramente -me dije- 15 minutos de qué bonita es Sevilla se considera insuficiente. Luego me contó que realmente había vivido en Torrejón y en dos años había ido a Madrid dos tardes. Otro enamorado de Torrejón.




7 comentarios:

Esti dijo...

Pues me encantan los murales de Torrejón. Normal que Gwyneth Paltrow pasara tantos veranos allí. Ay, calla, que eso era Talavera.

Joaquinitopez dijo...

Es que si Sevilla es maravillosa, pero se conoce en cinco paseadas tardes, otra cosa es disfrutarla. En cambio nuestro Madrid no se acaba de conocer nunca y, además, es ciudad esquiva que hay que querer encontrar. Sus joyas son discretas y se pierden casi en apariencias ruinosas y otros desastres. Con todo respeto a tu amigo sevillano Madrid no es para quien no quiere entrar en Madrid, y además, es mucho Madrid, caramba

El Deme dijo...

Intervenciones urbanas muy interesantes las de Torrejón de Ardoz. Es lo que tienen los trenes de cercanías, que se puede hacer un turismo fuera de los circuitos establecidos.

Uno dijo...

ESTI, por Torrejón han pasado muchos americanos pero no me imagino a Gwyneth en este marco incomparable. Claro que tampoco es que Talavera...TU QUE HAS ESTADO EN JAPÓN deberías saber que en Kamamura un anticuario vendía la cerámica de Talavera a precios astronómicos y lo justificaba con un libro turístico de esos feísimos. Si vuelves llévate un botijo o algo.

JOAQUINITO, viajando se aprende mucho (si te molestas en mirar) por ejemplo se aprende que bobos hay en todas partes.

DEME, los circuitos establecidos están petaos. Hay que buscar sitios aparentemente no interesantes en busca de paraisos perdidos. Aunque sea en cercanías.


ABRAZOS PARA LOS TRES

U-topia dijo...

Muy buenos los murales, apañan muy bien muchos edificios sin gracia o que han dejado al aire una de las paredes.
Estoy convencida que hay que vivir las ciudades y que es la gente quien las hace vivibles. Así que Sevilla puede ser un horror y Torrejón una maravilla dependiendo de la gente.

Abrazos.

Uno dijo...

U-TOPIA, si fuera usted santa, que no me consta que no lo sea, no tendría usted mas razón. No solo de monumentos vive el hombre.
Un abrazo

carlos dijo...

No recuerdo Torrejón, pero si que reservo en la memoria un rinconcito para Campo Real. Se ve que el rural venía de serie. Los murales me han parecido fantásticos. Un abrazo.