7 de febrero de 2010

Duel

En todo duelo hay un bueno y un malo.
El bueno

La peli del camión que rodó Spielberg a principios de los 70 para la tele y que le haría famoso, aquí se llamó El diablo sobre ruedas. Lo has adivinado, era un camión malo. El mío es bueno. También es americano pero, nada mas hay que verlo, no tiene malas intenciones.
El malo:
http://www.youtube.com/watch?v=5MtAMc4i8OA



7 comentarios:

theodore dijo...

Pues yo, como todo lo que sé me lo enseñó el cine, no estaría muy tranquilo si se me pusiera un camionaco así detrás. Claro que también habría que echarle un ojo al camionero...

AntWaters dijo...

Pues a mí me caen mu bien los camioneros jajaa, y si echan tanta agua, ya no te cuento :P

Pura Calamidad dijo...

Que mitificado está el mundo de los camioneros, yo la verdad no he conocido ninguno medianamente internaste.

calamarin dijo...

Los camioneros son la mayoría auténticos terroristas de la carretera y unos chulos prepotentes, cambian de carril sin indicarlo, se te echan encima cuando les da la gana y adelantan de cualquier forma... Hoy mismo casi me aplasta uno en la Ap7... Los odio.

Uno dijo...

Chicos, yo hablando de camiones buenos y vosotros de "camionacos que se os ponen detrás, camioneros que te echan agua, o que se te echan encima cuando les da la gana" que va a pensar la gente.

Pura Calamidad, bienvenida a este tu blog. Siento que te lleves una imagen distorsionada de los comentaristas habituales. Los tengo mas finos, te lo juro

Un abrazo a todos

pe-jota dijo...

Ja!, míralo bien, y verás que es avieso.

Uno dijo...

¿Avieso? ¡pero si va de blanco! No conozco a nadie avieso que vaya de blanco. Bueno si, Tom Wolfe.
Hummm...