30 de octubre de 2012

Post pourri


 
La olla podrida es un invento español
Los franceses nos lo copiaron bajo el nombre pot-pourri y lo vendieron al mundo muy bien envuelto como es habitual en ellos. También a nosotros que lo convertimos en popurrí para describir una mezcla variada de cosas.

Palermo no es muy pop pero es bastante pourrí. Estos días en mis paseos por su decrépito centro histórico, recordé otros lugares igualmente podridos y hermosos que he conocido por esos mundos.




16 comentarios:

Stultifer dijo...

Decadencia de otoño y lloviendo.

Justo dijo...

Palermo es muy fotogénica.

Pero no es una excusa: eres un maestro.

David Hornero dijo...

Todas bonitas, alguna fantastica, las dos pequeñas. Saludos.

El Deme dijo...

La grandeza de entonces es la dejadez de ahora. Solo queda la fachada, un recuerdo de lo que hubo en aquellos tiempos.

senses and nonsenses dijo...

Wow, una pasada de fotografías, eres bueno tío.
me ha encantado el origen etimológico de popurri, no sabía, nunca te acostarás sin saber una cosa más...

Joaquinitopez dijo...

Pasmao me has dejao. Imagenes para enamorar a un pintor y para hacer que se frote las manos más de un concejal de urbanismo.
Un abrazo admirado

Alforte dijo...

La belleza de la decrepitud en estado puro. bsote

Uno dijo...

STULTIFER, Yo añoro la lluvia hasta que llueve que me paece que siempre es demasiado.

JUSTO, muchas gracias. No estoy muy contento con mis fotos de Palermo a pesar de que, como dices, es muy fotogénica. Me hubiera gustado estar un poco mas solo y recrearme fotografiándola. Claro que entonces no hubiera disfrutado tanto de los amigos. No se puede tener todo.

DAVID, me alegra verte por aquí. Me he dado una vuelta por tu casa y, después de ver tus estupendas fotos, tu comentario me alhaga aun mas.

DEME, y qué lo digas. Nunca he visto tantos palacios juntos, ni tan abandonados.


SENSES, gracias. Ese refrán es muy cierto. Sobre todo si eliges bien con quién te acuestas.

JOAQUINITO, eres muy generoso juzgando mis fotos. Mas que juzgando a los concejales.


ABRAZOS PARA TODOS

Javier Arnott Álvarez dijo...

Creo que es una sucesión de imágenes muy acertadas. Reflejo inequívoco de la situación actual.

Argax dijo...

Por qué nos atrae lo decadente, lo derruído? Yo creo que es que en el fondo no nos creemos la pátina de lo que aparece a nuestros ojos como nuevo o inmaculado.

Por eso siempre se vuelve a Lisboa, porque allí viven hombres y mujeres, y la belleza aparece en los edificios viejos y deteriorados.

Qué bueno eres gachó!

mario dijo...

intensas partes de un todo desbaratado, saludos de un pinguino

Melvin dijo...

La decadencia es tan atractiva como el esplendor, aunque se impregne de drama y abandono... De historia y de revoluciones... Me quedo con lo antiguo, siempre. Ese olor a naftalina o a humedad me transporta siempre a algún otro lugar... En cambio el olor a nuevo de los coches, me da nauseas, ya ves... Besotes en versión remember.

Uno dijo...

JAVIER, entonces es que "la situación actual" no es tan nueva como creemos.

ARGAX, gusta muchísimo. El otro día brujuleando por internet descubrí una fábrica de cosas viejunas en Castellón.

MARIO, me alegro de verte por aquí. Supongo que lo del pinguino es para intrigarme y que vaya a verte. Lo haré.

MELVIN, a mi también me enamora el aroma de la decadencia. Excepto en la cosa del ser humano tuyamentiendes.


ABRAZOS PARA TODOS

Susan Lenox dijo...

Lo conozco y es alucinante, a mi personalmente me encanta...ese cutrerio pero con solera.
Un abrazo.

Nan de Bil dijo...

El caos siempre es mucho más divertido.

Uno dijo...

SUSAN, curiosamente hoy en El Pais se habla de "la decadencia de unas calles tan caóticas como vivas" en referencia a Palermo.

NAN, qué verdad tan grande. También es mas peligroso. ¿Será por eso que nos gusta?


ABRAZOS