4 de noviembre de 2012

Paisaje para una novela 29

 
Una fachada en Palermo.
No fue el sol implacable del verano. No fue el frío que se filtraba en invierno por las juntas de los balcones. Fue el miedo.
Los Pacino habían jurado venganza. No les dio ese placer. El mismo hizo de su casa, su sarcófago.

(Immolato. Francesco Coppola)*


*Título y autor ficticios.

10 comentarios:

Javier Arnott Álvarez dijo...

Una imagen muy evocadora de lo que puede llegar a ser el miedo que hace tapiar puertas y ventanas.

Argax dijo...

Y sin embargo yo miro ese balcón tapiado y después del primer pensamiento de Qué opresión! se me viene el dedo índice a la barbilla y se dibuja un Pero ahí nadie puede molestarte. Muerte sí, pero lo tranquilo que se tiene que estar ahí dentro.

Los domingos que son muy malos.

Justo dijo...

Una novela conceptual, que ha defraudado a quienes buscaban la fórmula estandar del noir.

Alforte dijo...

¡Qué imagen! Vacío social.
Bsote

Uno dijo...

JAVIER, la "paura" italiana mas cerca de nuestro pavor.

ARGAX, sal inmediatamente a darte un garbeo por el barrio que se te está subiendo el domingo a la cabeza.

JUSTO, no sabes cuanto agradezco contar con tu opinión profesional como crítico literario. Aunque a veces seas implacable con algunos autores.

ALFORTE: gracias. En Sicilia puede sugerir miedo, en Madrid yo pensaría en okupas. Vacio social hubiera sido un estupendo título.


ABRAZOS CHICOS.

senses and nonsenses dijo...

yo pensé en okupas.
aquí la baranda y las tuberías ya estarían en la chatarrería...

Uno dijo...

SENSES, O en el palazzo de algún ex presidente autonómico que yo me se.

Melvin dijo...

"O cómo asomarse al balcón deviene una actividad de riesgo extremo no apta para personas impetuosas o madres reclamando a niños para el bocata de mortadela" Besotes.

Uno dijo...

MELVIN, la mortadela ha inspirado grandes textos de la literatura en italiano.

Un abrazote

HLO dijo...

Mare mía, ese balcón a ninguna parte da para una novela entera,ya me estoy inspirando...