15 de diciembre de 2013

El Bósforo


Estambul te habla siempre de tiempos mejores
Yo he encontrado una ciudad mas moderna y mas rica que la que visité hace un porrón de años pero la silueta del viejo Estambul sigue siendo mas impresionante que los rascacielos horteras del nuevo perfil de la ciudad.
Aprendo que muchas de las bellas mansiones y palacetes de madera que a partir del siglo XVIII se construyeron las élites otomanas a las orillas del Bósforo, fueron incendiadas por sus herederos, en horas bajas, con la esperanza de que se construyeran bloques de pisos. Otras se dejaron pudrir o se dividieron en apartamentos.
Una pertinaz nevada me impidió navegar por el Bósforo en mi primera visita a la ciudad. Un día gris y desapacible del mes pasado (mal pronosticado como una bella mañana) por fin, de chiripa, pude recorrerlo.  El Bósforo se me resiste. Es una vieja treta de seducción para hacerme volver.





10 comentarios:

Ant dijo...

Si bonita es, lo que yo me la imagino llena de vampiros de cuello, y esos edificios es verlos y sentir una necesidad de ponerme a frotarlos hasta quitarles lo recomío mierda.

Pero bonito sí es

besos

Melvin dijo...

Se intuye ciudad de muchos contrastes... Y eso es un estímulo más... Comienza la cuenta atrás.... Besotes.

Uno dijo...

ANT, nadie se abalanzó a mi cuello durante mi estancia en Estambul. Eso no quiere decir que no haya vampiros sino que hay muy mal gusto.
Y por lo demas es que la que sale limpia...


MELVIN, lo es. Pronto cambiaré de tema que me estoy convirtiendo en un spoiler de tu próximo viaje.

ABRAZOS PARA LOS DOS

deWitt dijo...

Ays!Qué maravilla! A ver si ahora que tenemos vuelo directo desde Galicia aprovechamos y visitamos el Bósforo, Santa Sofía, la mezquita azul....todo, todo, todo, y ahora, tras ver tus fotos, más ganas todavía.

Un abrazo

loquemeahorro dijo...

Me quedo con el penúltimo porque es más recoleto que los demás y me viene mejor para mis necesidades de almacenamiento, bailes oficiales y delirios de grandeza.

carlos dijo...

Una hermosa decrepitud y un esplendor ajado, a veces con las ciudades, es mejor retener recuerdos soñados que retornar para encontrarse con los ruidos que produce la cruda realidad de cemento y de cristal. Parece que en estos tiempos, se nos olvida que construir es un arte mayor.

Uno dijo...

DEWITT, no dejes de hacerlo si puedes. Es un lugar que emociona.

LOQUE, perdona que te diga que en ese no se si cabremos todos en el baile de gran gala de tu cumple.

CARLOS, no he tenido tiempo de visitar la ciudad (ha crecido tantísimo) en su totalidad como para juzgar la nueva arquitectura pero nada de lo que he visto tenía interés.


ABRAZOS PARA TODOS

Moisés dijo...

Qué manía con construir rascacielos para demostrar hay dinero para tirar. Y aunque no esté en contra de la arquitectura moderna, Estambul y otras ciudades históricas son bellas por sus edificios decadentes como arrugas en la piel de la ciudad (toma, lirismo). Sigue disfrutando del tiempo otomano.

Un abrazo.

Uno dijo...

MOISES, efectivamente se ven muchos errores de los que se cometieron en España durante el "Desarrollismo". Viejos barrios que se destruyen, construcción desmedida y otros horrores mas modernos como los grandes centros comerciales. Pero Estambul es mucho Estambul no podrán con ella.

Un abrazo

Javier Arnott Álvarez dijo...

Hermoso perfil de amante oriental.