12 de diciembre de 2013

Un gran bazar


La mirada del turista
Todo Estambul es una gran tienda. Barrios enteros, pasos subterráneos, puentes, galerías, callejones, escaleras, chiscones y huecos insólitos albergan comercios de todo tipo con los horarios del chino de tu barrio y trufados con mas bares y restaurantes que una ciudad española. Super lujo en Nisantasi, zaras en la avenida Istiklal, tipismo en el Gran Bazar cubierto, nuevas zonas de tiendas para hipsters... Y mira tu en lo que me voy a fijar.


9 comentarios:

Argax dijo...

El glamour llano tira mucho hombre!

Peor hubiera sido que nos trajeras fotos de los expositores de calcetines del Zara...

calamarin dijo...

Una diadema de pedrería viste mucho y fíjate te digo más, yo incluso me la pondría con unos jeans o un chándal... Las quiero todas!!!

carlos dijo...

Dicen que para los gustos se han hecho los colores, pero hay cosas que deberían ser transaparentes. Casi que dan grima.

El Deme dijo...

Los bazares turcos tienen muchas cosas raras. Me gusta mucho el olor a cuero, a té, a tela de alfombra.

Uno dijo...

ARGAX, glamour llano, qué bonito concepto. Me lo apunto.

CALAMARIN, yo creo que cualquiera de ellas te va perfectamente con el chandal de leopardo

CARLOS, los caminos del estilismo son infinitos. Hasta el los pucheros anda el glamour.

DEME, esas mezclas de olores que se van renovando en cada esquina. Esa especia que de repente toma protagonismo para desvanecerse frente a un te...Un ir y venir de aromas, excesivo también a ratos, que embriaga. Deberían cobrar por ello.

ABRAZOS PARA TODOS.

loquemeahorro dijo...

He estado dudando mucho y creo que me quedo con la diadema primera que parece que es un pavo real, por supuesto combinada con el collarón y los pendientacos.

Más es más (hortera)

Uno dijo...

LOQUE, se vuelve a llevar mucho la tiara en un intento de promocionar las monarquías pero no se yo.

Melvin dijo...

Pezón y nariz hundidos... Que simbología más incuestionable...El hundimiento de la prominencia... Y de la ostentación... Las de abajo son faraones folklóricas, por lo menos... Jejeje... No sé por qué me viene Marujita a la mente... Besotes.

Uno dijo...

MELVIN, Marujita, ahora que lo dices, siempre ha sido un poco otomana en sus complementos.
Algún día te contaré que casi me fusilan por su culpa.

Un abrazo