3 de febrero de 2016

Paisaje para novela 75

Chueca. Mercado de S. Antón
Los códigos eran otros. El inspector Fernández al verse envuelto en un ambiente tan ajeno a él, se movía con extrema precaución. Una cosa empezaba a entender: todos no podían ser culpables..

(No entiendo. Pelayo Gay-Lussac)*

*Título y autor ficticios.

7 comentarios:

carlos dijo...

Flotaban mil y un paraguas amarrados a una baranda
para celebrar el cumpleaños de la lluvia
ignorantes de que tanto colorido
reclamaba la omnipresencia del sol
Y por su causa aquél año fue suspendida
la fiesta de conmemoración.
Me gusta el contraste con la oscura silueta.
Un abrazo.

Mr. Cal dijo...

Tengo que ir más por Chueca...

Uno dijo...

CARLOS, así que era eso: los paraguas equivocados. En estos asuntos de lluvia debería contarse siempre con un asesor gallego.

CAL, me queda cerca pero mas que ir, lo atravieso. O me acerco a comprar bombillas y cosas así, que no son actividades que conformen el concepto "ir a Chueca".

ABRAZOS PARA LOS DOS

deWitt dijo...

Chueca? Qué es eso?

Uno dijo...

Querido DEWITT, Sarita lo hizo mejor:
-¿Pero que invento es esto?
Claro que ella era una gran actriz.
Un abrazo

Estibaliz Burgaleta dijo...

Chueca es un concepto más que un barrio. Yo estoy convencida de que mueven las calles de sitio. Porque una cosa es que los restaurantes y las tiendas cambien constantemente, pero esta facilidad con la que yo me pierdo por la zona no puede ser puro despiste. La calle Pelayo, la calle Libertad, San Bartolomé... ¡esas calles se mueven!

Uno dijo...

Por supuesto ESTÍBALIZ, ¿no has oido hablar de la Movida madrileña? Pues no ha muerto, resiste en Chueca. Decirte por lo demás que no eres la única. Por esas calles se ha perdido mas de uno.
Un abrazo