13 de abril de 2013

Paisaje para una novela 37


Madrid 
Perico pedalea de vuelta a casa de Julia. Hace frío y la avenida está casi desierta. A medida que se aleja de Ana el camino se le hace mas cuesta arriba.

(Y no estar loco. Federico Contador)*


*Título y autor ficticios

11 comentarios:

Justo dijo...

A mí me da que esa ciudad casi deshabitada es el preámbulo de un rulo en el tiempo. Porque la editorial le dijo a Federico que tenía que dar un vuelco a su obra, introducir emociones fuertes.

Alforte dijo...

Perico mucho abarca pero poco aprieta.
Bsote

Laura Uve dijo...

Lo mejor la foto que has hecho de Perico...

Buen domingo!!

Uno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Uno dijo...

JUSTO, tienes razón debe ser eso. A los escritores de ciencia ficción ultimamente les da por vaciar ciudades.

ALFORTE, tu me dirás. Yo no tengo información sobre el comportamiento de los ciclistas en ese aspecto.

LAURA, muchas gracias


ABRAZOS PARA TODOS

loquemeahorro dijo...

Pobre Perico...

(je-je-je, Federico Contador)

senses and nonsenses dijo...

por eso a Julia le parece muy raro que desde hace unos meses coja tanto la bici...
por muy Contador que se llame no se ha buscado un buen aliado para llevar una doble vida.

un abrazo.

Uno dijo...

LOQUE, demasiado corazón. Bueno para el ciclismo pero te complica la vida.

SENSES, no sabía que era una novela autobiográfica. O sea que Perico es el alter ego de Federico contador... ¡Qué fuerte!.


ABRAZOS

Melvin dijo...

Perico siente que el Everest es una colina al lado de sus sentimientos hacia Ana... Y encima la cuesta le sigue reventando el gemelo derecho...Besotes.

Javier Arnott Álvarez dijo...

Las dobles vidas acaban complicando la realidad y en bicicleta aún más.

Uno dijo...

MELVIN, para el amor hay que tener corazón y un buen par de piernas.

JAVIER, yo por eso dejé la bici que era mas fácil que dejar la doble vida

ABRAZOS