23 de septiembre de 2015

Arriba y abajo


Koudelka y yo
Me ha encantado la exposición de Josef Koudelka en La fundación Mapfre de Madrid. He disfrutado todos y cada uno de los temas que toca.
Pero me hizo pensar que son muchos los grandes fotógrafos que dedican gran parte de su obra a plasmar la miseria, los marginados, trabajadores explotados, ambientes rurales atrasados, paisajes degradados… Adoro el trabajo de Cristina García Rodero , Sebastiäo Salgado o Chris Killip pero de repente me doy cuenta de que ese camino ha sido ya muy transitado.
Otros han enfocado la crítica social fotografiando a los ricos mas grotescos como hizo Daniela Rosell con sus Ricas y Famosas pero escasean las instantáneas espontáneas de los ricos en su salsa.  
Todo esto es para decirte que admito invitaciones a hípicas, monterías y cócteles de embajada que creo que ahí hay tema.

12 comentarios:

Mr. Cal dijo...

Este verano hemos podido disfrutar de una de esas instantáneas de la que hablas, de ricos en su salsa... Rodrigo Rato y su bañador sin forro que nos dejaba ver su gordo culito... Aunque quizás este miserable debería incluirse en la lista de grandes ladrones de España, que esa es otra lista que también daría mucho juego.

deWitt dijo...

García Rodero es una diosa para mí, pero lo que más me gusta de ella son sus fotografías en romerías y demás saraos atávicos, sobre todo en Galicia, imágenes que hasta hace poco eran habituales aquí. Así que su labor como foto-antropóloga es impagable. Pero, por otra lado, tienes razón. Este verano tuve la oportunidad de visitar en Bilbao la expo de Koons y agradecí la alegría y el color. Incluso la retrospectiva de Basquiat, más crítica y "social", está ausente de esa obviedad que hay en las fotos que mencionas. Quizás alguna de las fotografías de Martin Parr reflejan bastante bien los usos y costumbres de las ricas y famosas.

Uno dijo...

CAL, si, me acordé del Hola cuando escribía esta entrada pero las fotos son tan malas... Ni siquiera se ocparon del posado veraniego de la Obregón que en su cutrerío es la única joya rescatable. Porque las de la heredera al trono de Zara y el consorte en la hípica no solo son malas también muy aburridas.

deWITT, las fotos de Cristina de las que hablas son también de mis favoritas. También una serie en Haití, espectacular. Como tu sabes mejor que yo, el Cine si que ha dado pié a mucha instantánea de sus ricos protas en saraos, rodajes etc. Sobre todo en Hollywood. Y toda la época de Vía Veneto y los paparazzi.
A Martin Parr lo tengo en un altar a la diestra de Catalá Roca.

DOS ABRAZOTES

Joaquinitopez dijo...

Bueno, yo no entiendo tanto de fotógrafos, tendrás que perdonarme, sin embargo, sí que me doy cuenta de la forzada actitud del los supuestamente "ricos y famosos" (incluyendonos muchos que no somos ni lo uno ni lo otro) ante la miseria. Querer hacerla invisible es lo que más me estremece de todo y eso me parece que tú lo has captado muy bien en la imagen.
Un abrazo

carlos dijo...

La mirada esquiva,
parapetada tras cristales ennegrecidos,
la espalda vuelta entretiene la espera disfrazada de despiste
¡No te veo! Pero cuanto me jode sentirte cerca.
Casi nadie quiere dar los buenos días a la miseria,
aún a plena luz de la mañana,
el milagro se produce,
y la soledad se torna trasparente,
Saludos ignorados. Sordas rogativas. Viejos sonidos.
¡La osadía es solicitar unas monedas con lo caro que cotizan!
Sale más barata la autojustificación.
¿Te acuerdas de aquellos?
¡Pero no se lo gaste usted en vino!
Magnificas la imagen y la fijas al tablero de nuestras verguenzas. Un abrazo.

Uno dijo...

JOAQUINITO, muchas gracias. Seguramente es por ese "no querer ver" que los fotógrafos insisten en el tema de la pobreza.

CARLOS, muchas gracias. Creo que has captado matices en los que ni yo había reparado.
Un abrazo

ABRAZOS PARA LOS DOS

Moisés dijo...

Es cierto que la fotografía "social" siempre ha plasmado la pobreza y la marginación, con la función de hacerla visible. No es necesario visibilizar la clase media porque es lo que te encuentras cada día. Por otro lado, creo que tienes mucha razón y que el camino está bien trillado (en ocasiones de forma muy notable). Por eso se agradecen otro temas, otras visiones, incluso el tema absolutamente opuesto de "ricas y famosas", aunque en breve estará igual de trillado, porque Kim Kardashian será ya como de la familia.

Un abrazo.

Uno dijo...

MOISÉS, desgraciadamente parece que la miseria humana es algo que no va a desaparecer facilmente. Además se presenta de formas muy variadas por lo que seguirá dando motivos a los fotógrafos. Pero nunca una fotografía es igual a otra aunque el motivo sea el mismo y el trabajo de los buenos fotógrafos no será repetitivo y seguirá brillando entre el resto.
La miseria humana también incluye el fenómeno Kardashian.

Un abrazo

Uno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Víctor L. Briones Antón dijo...

Te veo perfectamente capaz de fotografiar el "entonno" mientras al trote sobre corcel alazán comes con gracia y pequeños bocados tu emparedado de pepino con mostaza.

Víctor L. Briones Antón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Uno dijo...

VICTOR, no te quepa duda de que manejo muy bien el emparedado a caballo. Ahora, no se si enfocaré adecuadamente en esas circunstancias.
Un abrazo