18 de noviembre de 2015

Contamíname


Que limpien ellos
El fin de semana pasado salí a respirar un poco. Crucé al otro lado de la Sierra de Guadarrama donde el Otoño va mas avanzado, mas clara la luna brilla y se respira mejor.
A la vuelta, mi abuela la alcaldesa recomendaba los 70Km/h en los accesos a Madrid por contaminación. Ni caso, no vi a nadie hacerlo.  
Leo que pillaron a ciento y pico -¿solo? -sin respetar el límite de velocidad pero que Carmena les ha perdonado la multa. 
Ya se sabe que los abuelos están para malcriarnos.


7 comentarios:

Estibaliz Burgaleta dijo...

Yo a veces me quito el pijama (que es el uniforme de los autónomos que trabajamos en casa) y me voy a la oficina que está en Aravaca. Y desde allí se ve divinamente la boina de contaminación. Así tenemos luego el cutis... hecho un desastre.

El Deme dijo...

Habría que restringir el tráfico mucho más, pero con educación ambiental, no con multas.

Uno dijo...

ESTÍBALIZ, y para dormir qué llevais ¿Chanel Nº5?
Lo mejor es no salir de la boina para no verla, como los de pueblo.

DEME, me alegra ver que todavía crees en el ser humano.

ABRAZOS PARA LOS DOS

deWitt dijo...

Qué bonito es el otoño, mi estación preferida del año. Aquí vamos sobrado, así que te mando vía blog dos o tres ráfagas de viento con hojas caídas.

Abrazo

Uno dijo...

deWITT, sopla, sopla que buena falta nos hace. Y gracias en nombre del retrechero y contaminado pueblo madrileño.

Un abrazo

carlos dijo...

Hay que considerar que la abuela, aunque resulte marchosa al final, llevará su propio ritmo y le asustará la velocidad que toman los sucesos. Eso del cielo gris ya lleva su tiempo flotando en el ambiente. La hoja que se resiste a caer es una estupenda imagen. Un abrazo.

Uno dijo...

CARLOS, gracias. La abuela es, con todo la primera que hace un mínimo intento de arreglar lo de la contaminación.

Un abrazo